Home > Topics > Art & Culture > Books > Be bilingual, de Annika Bourgogne
Be bilingual

Agradecemos muchísimo Annalia para presentarnos este libro súper interesante y útil!

Traducido del italiano por Mociexpat

 

Hace algunos meses, preparándome para la ronda de libros de Expatclic, leí el libro de Annika Bourgogne sobre el bilingüismo. Tenía mucha curiosidad. Había leído otros libros sobre el tema, pero escritos por pedagogos, no por madres. Quería tener una impresión de parte de alguien que había vivido en su propia piel lo que significa tener hijos bilingües, más que leer teorías sobre cómo se portan los chicos en ciertas situaciones.

Desde luego Annika nos da ejemplos prácticos y sugerencias de muchos sitios web que ella ha consultado cuando criaba a su hija fino-francés. Les aconsejo uno de inmediato: kidworldcitizen.org

La autora empieza enfrentando el problema de cuándo exponer a los niños al idioma extranjero, en algunos casos a dos idiomas, si es que viven en un país extranjero en los que se habla un tercer idioma, distinto a la lengua madre de los padres.

Ella aconseja exponerlos desde el inicio y de forma constante a ambos idiomas, y esta exposición debe ser regular y suficientemente larga para que ellos puedan aprender a hablar.

Un tercer idioma puede ser difícil pero, según ella, no imposible. Ella aconseja intentar si la cosa resulta natural y se es que es útil para el niño, no de otro modo.

Un consejo que yo he encontrado iluminante es de escoger una estrategia que vaya bien para toda la familia. Es inútil escoger un método si este no se puede aplicar a la propia vida familiar, a los ritmos de trabajo de uno de los padres (por ejemplo en el caso que uno de los dos tenga que viajar mucho por trabajo).

Be BilingualNo describiré las estrategias aquí porque en el web ya encuentran un montón, y hay muchas en el libro también. Lo importante es escoger una y tratar de quedar con ella lo más posible para tener los resultados esperados.

También es importante encontrar la oportunidad de asociar el idioma a la diversión y al relax en familia; no hay que corregir las frases erradas, mejor repetirlas correctamente. Aprovechar la lectura del cuento en la noche para mejorar el idioma.

Rediscutir con frecuencia con la pareja el proyecto del bilingüismo, para asegurarse de estar siempre en sintonía.

Nadie es perfecto, es bueno recordar siempre esto. Sea con los hijos que con la pareja.

Hay que darse objetivos realistas, basados en el tiempo y el desempeño que cada uno puede dar e invertir en el proyecto como familia.

Un método, en el caso en que ambos padres trabajen, es el de encontrar una niñera que hable su mismo idioma. Una página sugerida para encontrarla: mylanguageexchange.com

Siempre mostrar interés y placer en los avances de los niños en el idioma minoritario (léase el idioma que es hablado menos), aunque no se comprenda siempre lo que dicen. Asegurarse que ellos comprendan que aprueban y apoyan su bilingüismo.

Los niños necesitan pasar un tiempo con los abuelos para mejorar el idioma minoritario.

Si es que viven en un país extranjero para ambos, podrá suceder que a un momento dado, los hijos hablaran el idioma local mejor que ustedes; eso es positivo, traten de comunicarlo a los hijos. También sucederá que entre hermanos hablaran el idioma del país, y no el de la familia. No se lo reprochen, para ellos es natural.

Podría ser que no todos en la familia extendida (tíos, abuelos) estén de acuerdo con sus decisiones sobre el bilingüismo, lo importante es que no estén completamente en contra.

En el párrafo sobre los abuelos hay consejos que quiero listar aquí porque pienso que son muy útiles:

– estén orgullosos de sus nietos y de sus capacidades, pero no les pidan que muestren lo que hacen a vuestros amigos como si fueran perros entrenados;

– muéstrense interesados y eviten criticar y hacer comentarios negativos;

– ayuden a sus nietos a integrarse con encuentros con niños de su edad cuando vienen a visitarlos;

– hagan que refuercen el idioma no comunitario;

– traten de presentarles también personas bilingües en su círculo de amistades;

Escoger una escuela – aquí Annika les pide: ¿escogerían aquella escuela particular si no fuese por el aspecto lingüístico?

A veces es bueno saber qué es lo que es mejor para su hijo y no para la situación del bilingüismo, y estar preparados para cambiar de escuela en el caso esta no sea la mejor para él.

En el caso en que estén sujetos a viajes frecuentes, y si es que el país en el cual viven lo permite, pueden tratar con el homeschooling (artículo en italiano), no es fácil, requiere mucho trabajo de parte de la madre (normalmente ) y lo que falta es el aspecto social de la interacción con otros niños. Aunque en países como los Estados Unidos sea muy difundido y hay padres que se apoyan intercambiando opiniones.

Si escogen la escuela del país, los chicos aprenderán a leer en el idioma local, así que a ustedes les tocará empujarlos a leer en el idioma minoritario. Podría también suceder que aprendan a leer un poco más tarde que los niños sedentarios, normalmente alrededor de los siete años.

Como siempre, la estrategia es de exponerlos lo más posible a idiomas diferentes, jugar con ellos a juegos diversos que los estimulen, y leerles cuentos.

¡Las conversaciones en la cena con toda la familia son importantes!

Recuerden introducir poco a poco la escritura en el idioma minoritario.

Intercambien libros con otras familias que hablan su mismo idioma minoritario. En Facebook hay un grupo para eso: facebook.com/BilingualBookswap, además de varios sitios:

http://www.bookmooch.com
http://www.bookdepository.co.uk
http://www.mamalisa.com para canciones
http://www.bookbox.com para libros animados con subtítulos
(todos estos sitios son en inglés pero buscando en google encontraran similares en español)

Los consejos continúan y son todos consejos prácticos y fáciles a llevar a cabo.

En resumen es un libro que siempre hay que mantener a su lado para consultas y para sentirse seguras, y no obstante el camino a veces es duro, siempre vale la pena. Ella es la prueba porque tiene dos hijas perfectamente bilingües. Como muchas lectoras de Expatclic.

Aconsejo a todas leerlo, es en inglés pero como no es su lengua madre, es un inglés fácil para todos.

Annalia
Zúrich, Suiza
Febrero 2016