Home > Topics > Expat Life > La pregunta fatídica 3
Fatidica3

Claudiaexpat vuelve con otra pregunta fatídica en el expatrio…

 Ilustración de Antonella Antonioni

Traducción desde el italiano de Rupexpat

 

Sabía que solo era cuestión de tiempo : mi vida de expatriada platinum me habría rápidamente hecho individuar una nueva Fatídica. ¡¡¡ Con mucho afecto y alegría !!!

Claudiaexpat

 

Se sabe que cambiar de país nunca es un momento fácil. Además de elaborar el luto con el lugar donde hemos vivido por largo tiempo hay otros mil detalles prácticos a los que nos debemos dedicar, justo cuando solo querríamos sentarnos y abandonarnos a los recuerdos, o pasar el tiempo con los amigos que pronto deberemos dejar. Todos están desfasados: el marido, los hijos, el perro, el gato, los mismos amigos, incluso los vecinos de casa. Todos proyectados al momento en el cual ustedes no serán más parte del panorama cotidiano de aquel lugar, al cual pertenecieron durante tanto tiempo, y me auguro, felizmente.

Está de más decir que una de las cosas más importantes en el momento en que se deja un país es el hecho de poder imaginarse en un nuevo destino, un nuevo mundo, una nueva aventura. Pero también hay que decir que muchas de nosotras llegamos al momento de la partida sin todavía saber dónde vamos a ir a parar con nuestras cosas. Explíquenlo como quieran: desorganización de los recursos humanos de las diferentes empresas/ organismos que nos mandan al exterior, negligencia, obstáculos burocráticos, falta de posiciones aptas para ese particular momento de la vida de las familias, negociaciones que no se terminan nunca… cada sector tiene la propia! Agreguémosle, en relación al particular momento en el que estoy escribiendo este artículo, la crisis económica en curso, que no favorece ciertamente la abundancia de oportunidades laborales. Y entonces mientras ustedes están en plena tarea de desarmar la casa, consolar a los hijos que no quieren dejar el país, buscarle otro trabajo a la empleada doméstica, ocuparse de los miles de documentos que necesitan para partir, llega, cándida en su frecuencia la Fatídica 3 : “¿Y después adónde van?”.

No me malinterpreten: las personas que les preguntan esto lo hacen por un genuino y afectuoso interés hacia ustedes. Son personas amigas, que quieren saber dónde colocarlas mentalmente en el futuro próximo porque sufren ante la idea de que están partiendo. Pero imaginen un día tipo en la vida de una expatriada que está por cambiar de país y todavía no sabe adonde va:

* se levanta, se hace el café, enciende la pc, encuentra online al amigo, que  está dos países más allá, que les pregunta: _“¿ya saben dónde van después?”, _”no, todavía no”, _ “gulp, ¿ pero esto no los pone ansiosos?”

* se prepara , sale y encuentra al vecino : ” _¡¡¡Aquí estás!!!! Entonces, ¿cómo van los preparativos?, ¿cuál será el nuevo destino?”, _” todavía no lo sabemos…”, _ ” verdaderamente, ustedes sí que son valientes…”

*va a cargar nafta a la estación de servicio de siempre, allí el empleado los conoce desde hace tiempo y sabe que están por irse: _” ¡¡¡buen día!!!!, ¿cuándo se van?, ¿y dónde se van después?, _” no lo sabemos todavía..” _” bueno, les pido que apenas lo sepan me lo digan, ¿eh?”

* va al supermercado y se encuentra con una amiga que no ve hace algunos días. _”Hola, ¿cómo estás?…entonces, ¿ ya saben dónde se van ?, _” no, no todavía…” _ ” ¡cáspita!, ¿¿¿pero cómo pueeeedes ???, …también por la organización de la escuela, por los niños …”

* vuelve, saca todas las compras del auto, lleva las bolsas a la cocina, y ahí está la empleada: _“Escuche, hace ya un tiempo que no le pregunto: ¿ ya les dijeron dónde los mandan? “, _” no, no…todavía …”, … silencio… ( comienza a conocernos y entiende que es mejor callar).

* suena el teléfono, es la amiga que estuvo afuera de la ciudad por trabajo durante un par de días: _” ¡Ya llegué !, ¡estoy aquí!, ¿y ustedes? , ¿novedades?, ¡¿todavía no?!, ¡pero qué historia! Estaba convencida de que me ibas a dar alguna buena noticia…”

* Llama la mamá desde Italia : _” ¡¡¡Hola!!!!, ¿¿¿entonces???, ¿ya saben dónde se van?” _ ” no, todavía no mamá, ya te dije que apenas lo sepa te lo digoooo…” _” Bueno, esperemos que se decidan porque si tengo que ir a verlos necesito empezar a organizarme“.

* va a la escuela de los hijos a retirar unos documentos y se encuentra con una ex-maestra : _” ¡¡¡Qué pena que nos dejan!!!, ¿y dónde se van? “_ ” todavía no lo sabemos…” , _” … es un flor de problema para los chicos esta incertidumbre…, ¿eh?”.

Me detengo aquí, aunque sea recién el principio de la tarde de un día tipo, porque creo que ya les di una idea. El problema es que cada vez que nos enfrentamos a la Fatídica 3, automáticamente dentro de nosotros se desencadena una especie de cataclismo: recordamos cuán difícil es no poder proyectarse en el futuro, lo es para nosotros, pero sobre todo lo es para nuestros hijos, nos vuelven a la mente todos los momentos de estrés relacionados a nuestra vida de expatriado, y nos preguntamos quién nos obligó a hacer lo que hacemos, aunque en realidad estemos contentas de nuestras elecciones (y esto nos hace irritarnos todavía más), recordamos que debemos encontrar una solución de transito para una familia entera, con varios animales y numerosos baúles; dudamos de la capacidad de nuestros maridos y nos sentimos presas de una especie de complejo de inferioridad y de impotencia; nos viene espontáneamente lanzarnos a una serie de explicaciones para justificar el hecho de que no tenemos un lugar en el mundo, explicaciones, que a la mayor parte de nuestros interlocutores no les interesan ni un poco; nos agarra pánico porque nos vemos respondiendo ” no lo sabemos todavía…” por los siglos de los siglos…

Yo he tenido a veces reacciones un poco brutales frente a la Fatídica 3: reaccioné violentamente con una querida amiga, a otra ahora la evito como a la peste apenas la veo perfilarse en el horizonte, porque ella parece más preocupada por mi futuro que yo. A varios amigos y familiares los intimé a no preguntarme más nada, jurando sobre mis hijos que apenas supiera algo concreto se lo diría a todos y a todas , sin excluir a nadie. A otras amigas les pedí con el corazón en la mano que no me preguntasen nada sobre nuestro futuro y que cuando tuviese ganas de hablar sobre eso, lo haría. Llegué hasta el punto de asumir un aire alegremente misterioso y responder ” ¡ top secret!, ¡no digo nada hasta que no se firme el contrato! ” . Otra estrategia puede ser la de transformarse imprevistamente en fanáticas supersticiosas : ” ¡¡¡no me pregunten nada porque trae mala suerte !!!, ¡¡¡ hablaré cuando haya algo seguro !!!

Resumiendo gente : desde que el expatrio es expatrio al final se va a alguna otra parte. Este período de incertidumbre, si se vive serenamente y con filosofía, les puede enseñar muchas cosas inéditas sobre ustedes mismas y sobre la vida. Es una pena arruinarlo a causa del estrés ante la Fatídica 3. Pero también es difícil pretender que las personas que las aman se den cuenta de todo esto. También fue por esto que escribí este artículo: copien el link, y cuando estén por cambiar de país y todavía no sepan dónde van, ¡envíenselo a todos! Les digo más : ahora lo publico, así empiezo a enviarlo yo …

¡¡¡Feliz cambio de país a todas !!!!

 

Claudiaexpat