Home > Topics > Expat Life > Relocating > Quitate las botas en Londres
Daisy roots main

Daniela nació en Argentina, pero como verán, ha tejido su vida en varios países y varios idiomas, para aterrizar definitivamente en Londres, donde ha creado un servicio super útil para las familias que se instalan por allá. Es un honor darle espacio en Expatclic y conocer su interesante vida. ¡Gracias Daniela! 

 

Nunca me consideré un expatriada, pero si lo pienso lo he sido toda mi vida. Nací en Argentina, pero por el trabajo de mi padre durante mi niñez nos mudamos varias veces entre Sudamérica y Alemania. Tuve una infancia multilingüe, empezando con español y aleman, y mas tarde inglés, francés, italiano y portugués. De adolescente también estudié japonés y ruso.

Al terminar la secundaria vine a Londres por unos meses, y aún estoy aquí. Hice mis estudios universitarios y mi posgrado, y al terminar mi maestría mandé 200 curriculum a diferentes productoras de documentales y me fuí de vacaciones. Al volver, no pude creer cuando mi compañera de casa me dijo que una productora me había llamado por un trabajo relacionado a un documental en Alemania y Polonia. Trabajé para ellos, y al año siguiente me contrató la BBC, primero como investigadora y asistente de producción, y al poco tiempo como productora y directora.

En poco más de una década recorrí gran parte del mundo haciendo documentales para la BBC, sobre temas diversos como el genocidio en Ruanda, el robo de mujeres en Kirgiztan, y la lucha contra la delincuencia en Ciudad de México. Siempre me fascinó que el hecho de estar filmando me permitía verdaderamente penetrar en una cultura y verla desde otro punto de vista, y sumergirme en la temática del film. Un crítico escribió que mi film sobre la propiedad de las tierras en Zimbabue mostraba un mundo que normalmente servía de fondo para los reportajes en televisión, y era justamente ese aspecto que más me interesaba. A lo largo de esa trayectoria hice muchas amistades, en la BBC y en los lugares en los que trabajé, y en aquella época anterior a los medios sociales, amigos y conocidos con los cuales había perdido contacto, e incluso algunos maestros de la escuela pudieron ubicarme al ver mi nombre en el reparto de algún documental.

Daisy rootsDurante muchos años Londres fue mi base, pero me pasaba por lo menos la mitad del año viajando, muchas veces en lugares afectados por guerras, desastres naturales o pobreza. A veces, volver a mi departamento en Notting Hill tenía algo de irreal, estando todo tan limpio y ordenado. Al tener hijos, el hecho de estar viajando todo el tiempo perdió su encanto, y me tomé un tiempo para dedicarme a mi otro interés, las lenguas. Hize un curso de traducción y me afilié al prestigioso Chartered Institute of Linguists. Empecé a buscar opciones de trabajo mas flexibles, como hacer peliculas para organizaciones caritativas (la entrega es veloz y por lo general el puesto de trabajo es Londres) y comencé a elegir los proyectos con mas cuidado, para poder pasar más tiempo en casa. El lugar de dicha ‘casa’ cambiaba en intervalos regulares, porque teníamos que adaptarnos a medida de que nuestros hijos aparecían y crecían. Me dí cuenta de que estar en un barrio lleno de bares y restaurantes ya no tiene interés si estas demasiado cansada para salir de casa a las 7 de la tarde, y vivir en una zona familiar es una opción mucho mejor.

También tuve que aprender a moverme dentro del sistema educativo británico, que es mucho mas complicado de lo que me hubiera imaginado. Despues de 10 años, puedo decir que intentamos todas las opciones: escuelas bilingües, estateles, privadas… fue un largo proceso de aprendizaje. Soy periodista e invertí mucho esfuerzo y tiempo para explorar a fondo todas las posibilidades educativas, por ejemplo las escuelas, maestros particulares, etc. Como llevava mucho tiempo viviendo en Londres ya tenía una red de contactos, pero me encontraba con mujeres quienes acababan de llegar y no conocían a nadie, o no habían sido bien asesoradas y consecuentemente tuvieron gastos adicionales, (mudanzas cambios de escuelas, etc). Algunas eran Londinenses, pero necesitaban que alguien les de una mano porque todo había cambiado a través de los años. Establecí una compañia cuyo objetivo es apoyar y orientar a familias con el cuidado de niños, la educación y el alojamiento, a un precio razonable… el tipo de servicio por el cual yo hubiera pagado cuando tenía tres niños de 0, 1 y 2 años, y no me alcanzaba el tiempo para estudiar esos temas, poder entenderlos y consecuentemente tomar una buena decisión.

Daisy roots2

Así comenzó Daisy Roots; en el dialecto Cockney del este de Londres, significa ‘botas’, y la idea es que puedas quitártelas y descansar mientras Daisy Roots se encarga de hacer el trabajo, sea encontrar una casa o departamento, una niñera o un maestro particular. Tengo un equipo de mujeres que son madres y tienen mucha experiencia en todos estos rubros, y hablamos seis idiomas. Hemos encontrado casas cerca de escuelas para familias que vienen a vivir a Londres, o que se mudan dentro de la ciudad; hemos buscado niñeras para neonatos y bebes, y también maestros particulares para alumnos que van a dar exámenes para las escuelas más selectivas, o necesitan mejorar su rendimiento en sus escuelas actuales. Hemos encontrado niñeras bilingües y maestros particulares especializados en preparer a niños pequeños para comenzar la escuela a los 4 años. Nos han pedido establecer un servicio de transporte entre aeropuertos e internados para niños que vienen de otros países para estudiar en Inglaterra, y de organizar el lavado y almacenamiento de sus pertenencias durante las vacaciones.

Lo esencial es que Daisy Roots es un servicio creado para ahorrarle tiempo a las familias. En vez de tener que investigar todo por su cuenta, nosotras lo hacemos y les presentamos unas pocas opciones que se adaptan a sus requisitos. El hecho de haberlo hecho para nuestras familias nos permite ofrecer apoyo y consejos útiles. Londres no es un lugar fácil de entender, especialmente llegando a la ciudad con una familia. Es importante elegir bien el barrio en el cual vivirán, y deben tener en cuenta muchos aspectos, como por ejemplo las necesidades educativas actuales y futuras (puede haber una guardería en el vecindario, pero ¿hay escuelas primarias y secundarias?) Hay que considerar el costo de comprar y alquilar una propiedad – a veces se encuentran inmuebles mas baratos en los bordes de los códigos postales más codiciados, o un poco mas allá. ¿Que tal es el transporte, y es más conveniente estar cerca de la oficina o de las escuelas de los niños? (La respuesta es ‘escuelas’, porque en Londres lo que parece una distancia corta en el mapa puede facilmente convertirse en un viaje prolongado y estresante con pasajeros quisquillosos en el tráfico de las horas punta).

Notting HIll

Notting HIll

He vivido muchas diferentes etapas en Londres; fui estudiante, jóven professional, madre y freelancer. A pesar de los desafíos logisticos y el alto costo de vida, Londres es un lugar maravilloso, lleno de cultura, de cosas interesantes y divertidas. Es una de las capitales mas verdes, y tiene muchísimas actividades deportivas, culturales o educativas para jóvenes, que muchas veces o son gratuitas o muy baratas.

Londres es una ciudad verdaderamente multinacional y multilingüe, donde se puede ver el mundo, degustar sus diferentes cocinas, escuchar sus músicas y admirar su arte sin salir de la ciudad. Y cuando lo haces, siempre te alegra volver, porque sientes que estás en medio de algo maravilloso. Después de todos estos años, me sigo sintiendo privilegiada de vivir aqui, y mis colegas en Daisy Roots comparten este sentimiento. ¡Londres, estamos contigo!

 

Daniela Völker
Daisy Roots
Londres, Reino Unido
Maio 2016

Read the article in English

Photo Credit ©Daniela Völker y Daisy Roots, excepto la foto de Notting Hill (Claudiaexpat)

One Coment, RSS