Home > Vida en el extranjero > Salud > Cuando surgen problemas: asistencia sanitaria en otro país de la UE

Agradecemos al proyecto Tu Europa por este importante artículo

Asesoramiento sobre tratamiento no programado en el extranjero
Cuando viaja a otro país de la UE, ya sea por vacaciones, negocios o estudios, y enferma o sufre un accidente, tiene el mismo derecho a recibir asistencia sanitaria que las personas con seguro de dicho país. En caso de emergencia, puede ponerse en contacto con cualquier servicio de urgencias a través del número de emergencia gratuito europeo «112», que se encuentra disponible en toda la UE.

Tiene derecho a recibir tratamiento médico en ese país y a que su país de residencia le reembolse los costes (o parte de ellos). También tiene derecho a recibir información acerca de las opciones de tratamiento y de cómo se garantiza la calidad y la seguridad, así como de si un prestador concreto está legalmente facultado para ofrecer los correspondientes servicios.

Asimismo, las recetas prescritas por un médico de su país de residencia son válidas en todos los países de la UE, aunque puede que los medicamentos no estén disponibles o que reciban otro nombre en función del país en el que se encuentre.

Tarjeta sanitaria europea
La tarjeta sanitaria europea, que se ofrece de forma gratuita, demuestra que usted está asegurado en un país de la UE. No se le denegará el tratamiento en caso de que no tenga la tarjeta, pero puede que deba pagar el tratamiento por adelantado y reclamar su reembolso una vez que regrese a su país de residencia.

Pueden solicitar la tarjeta todos los ciudadanos de la UE y los ciudadanos de terceros países que residan legalmente en la UE, Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza y que estén cubiertos por el sistema de seguridad social nacional. Todos los miembros que viajen de una misma familia deben tener su propia tarjeta.

Solicitud de la tarjeta sanitaria europea
Algunos países proporcionan la tarjeta junto con la tarjeta sanitaria nacional. En otros países, es necesario solicitarla. No le debe suponer ningún gasto y es el organismo encargado de asegurarle el que debe proporcionarle la tarjeta antes de viajar. Póngase en contacto con las oficinas de la seguridad social de su país para realizar la solicitud u obtener más información.

Algunos sitios web deshonestos ofrecen la tarjeta a cambio de una comisión. Nunca recurra a ellos y póngase en contacto directamente con el prestador de los servicios sanitarios públicos de su país.

Restricciones de uso de la tarjeta sanitaria europea

  • Los ciudadanos de países que no son miembros de la UE no pueden utilizar la tarjeta sanitaria europea en Dinamarca.
  • Los ciudadanos croatas no pueden utilizar la tarjeta sanitaria europea en Suiza.
  • La tarjeta no sirve para el salvamiento ni la repatriación. Si durante una visita a otro país de la UE sufre una enfermedad grave o una incapacidad como consecuencia de un accidente y precisa transporte gratuito para volver a su país, necesitará otra cobertura de seguro.
  • La tarjeta no cubre los servicios de la sanidad privada ni los costes sanitarios de los tratamientos programados en otros países de la UE.
  • La tarjeta no garantiza que los servicios sean gratuitos. El sistema sanitario de cada país es diferente y puede que algunos servicios que sean gratuitos en su país de residencia no lo sean en otro país.

Para obtener más información, visite el sitio web «Tu Europa».