Home > Vida en el extranjero > Traslados > Adaptarse a la cultura de otro país

Adaptarse a la cultura de otro país es un proceso fascinante que seguimos con especial pasión en Expatclic. En marzo, lanzamos una encuesta en nuestro grupo de FB con el objetivo de entender qué actitudes, hábitos y comportamientos culturales de nuestros países de acogida nos son particularmente molestos. Fue una de las encuestas más concurridas, y salieron bastantes cosas interesantes… ¡leer para creer!

 

Premisa: Esta encuesta se basa en las intervenciones de los participantes de la comunidad de Expatclic y, por lo tanto, está geográficamente restringida a sus países. Su objetivo no era establecer las costumbres y tradiciones de los lugares, sino saber si hay alguna similitud entre las actitudes y comportamientos que nos irritan, no entendemos, no podemos aceptar. 

 

No lo creerán, pero el país que ha recibido la mayoría de las críticas en la encuesta es … ¡Italia! Críticas que han sido propuestas por extranjeros que viven en el país, pero también que los mismos italianos, tal vez después de años de exposición a diferentes culturas, han suscrito y aceptado. ¿Qué no nos gusta de la cultura italiana? En primer lugar, el incumplimiento de las normas, seguido del uso indiscriminado del teléfono móvil en todas partes, acompañado de la conversación siempre en voz alta, incluso en los programas de televisión. Molesta incluso el poco respeto por el medio ambiente (limpiar el carro tirando las cosas por la ventana), el hecho de dar demasiada atención a la forma y poca a la sustancia, la informalidad excesiva, las malas palabras, y por supuesto, el machismo.

 

cultura

 

La pobre China, sin embargo, no se queda atrás, con su segundo lugar en el ranking de molestias. De hecho, es una actitud típicamente china la que molesta al mayor número de mujeres Expatclic: producir un ruido estrepitoso en la garganta y luego escupir en el suelo.

De hecho, eructar, escupir, limpiarse públicamente las cavidades nasales y cualquier otra forma de actividad con el cuerpo realizada en público, es poco probable que sean aceptadas por nuestra comunidad. Se mostró indignación por los eructos en voz alta (Indonesia, los Países Bajos y Pakistán), por botar el hisopo en plena vía pública (China), por hablar con el mondadientes en boca o escupir trozos de comida alrededor mientras se come con alguien (Senegal), por pasarse los mocos o botar la flema al suelo (Finlandia, los Países Bajos y Pakistán), por limpiarse la nariz (Congo y Kenia), o por sonársela con las manos (Indonesia y Kenia).

cultura

Incluso el poco respeto por el medio ambiente y las zonas comunes se reporta como una molestia: en Italia, el ya mencionado hecho de botar la basura en el suelo, que es también exasperante incluso en España; en Laos quemar la basura debajo de las ventanas de los vecinos, el uso indiscriminado del aire acondicionado en Indonesia y EE. UU. En cuanto al manejo de las áreas comunes, nos molesta cuando se habla en voz demasiado alta (Italia, Senegal), cuando la gente se salta la cola (China), cuando nos quitan espacio físico (China, Portugal), cuando empujan en el transporte público (Irlanda), cuando se nos cruzan mientras manejamos y nos obligan a bajar la velocidad (Singapur), la lentitud en la caja del supermercado (Filipinas).

cultura

Photo credit: Christopher Ayme

Como pueden ver, China a menudo irrita a nuestros paladines, y se podría pensar que la cultura asiática en general tiene ciertas actitudes que no podemos aceptar, ¡pero no! Incluso Estados Unidos y Australia están bien ubicados en el ranking de países con cosas que no nos gustan. ¿Por qué? Los EE.UU. porque la cena es demasiado temprano, la gente promete invitaciones que no mantiene, e incluso si lo hace, en el verano nunca cenan en el jardín, ya que le tienen fobia a los insectos. Además, ni siquiera saben disfrutar de sus vacaciones, en algunos casos las limitan a un máximo de 5/7 días durante el verano, y también son criticados por sus infraestructuras, la sanidad, la burocracia, por su dureza excesiva o por ser demasiado buenos. ¿Qué de mal hace Australia? Primero, usan siempre sandalias, incluso con 0 grados, y lo hacen por principio. Además, exagera con las formas, con demasiados “lo siento”, “¡gracias!” y sonrisas falsas, incluso cuando no hay necesidad, lo que genera cierta falta de espontaneidad que pesa sobre las relaciones sociales.

También sufren por cosas menos materiales nuestras chicas Expatclic. Por ejemplo, por todo lo que hace que sea difícil ponerse en contacto con personas y desarrollar relaciones humanas. No les gusta la rigidez holandesa que “abre una votación en el calendario de Google para quedar para una cena que será dos meses más tarde”, la incapacidad irlandesa de “tener conversaciones sin al menos cinco pintas de cerveza en el cuerpo y terminar borracho todas las noches”, la “insoportable langue de bois (hipocresía al hablar)” francesa que se encuentra en casi todos los niveles de la sociedad, la falta crónica de invitaciones a cenar de Singapur y de los Estados Unidos, la falta de espontaneidad de Austria, y la falta de sonrisas y amabilidad en las calles y tiendas de los israelíes.

Tampoco pasan mucho el “sí” que quiere decir “no” que encontramos en Indonesia, Brasil y Lagos, y el dejar todo para más tarde que se da siempre en Senegal y Bolivia.

Nos hemos divertido mucho con esta lista, aunque, ahora que leemos junto todo lo que nos irrita nos han venido muchas ganas de balancear la situación haciendo una lista de las cosas que nos gustan de nuestro país de acogida. El encuentro entre culturas, como se sabe, no es casi nunca todo flores y rosas, pero comenzar a verbalizar un sentimiento de rechazo o de agobio por ciertas prácticas que no podemos aceptar, ciertamente ya es un buen paso para mejorar nuestras habilidades interculturales.

Si quieren participar a nuestras súper encuestas, inscríbanse en nuestro grupo de FB. Si tienen ideas de encuestas, escríbannos.

¡Buenos encuentros interculturales a todas!

 

Claudia Landini (Claudiaexpat)
Noviembre 2017
Yakarta, Indonesia
Artículo traducido del italiano por Mociexpat

 

 

(Visited 12 times, 1 visits today)

Ya que estás por aquí…

¿podemos pedirte que nos invites un caffe ? ¡Es una broma!, pero solo hasta cierto punto. Quizás has notado que Expatclic no tiene publicidad ni contenidos pagados. Desde hace 14 años trabajamos para proporcionar contenidos y una asistencia de calidad a las mujeres expatriadas en todo el mundo. Pero mantener un sitio tan grande conlleva muchos gastos, que cubrimos en parte con nuestras cuotas de adhesión a la asociación que maneja el sitio, y con donaciones libres de quienes nos aprecian y quieren que sigamos trabajando. Si tu pudieras darnos aunque sea un pequeñísimo aporte para cubrir el resto, estaríamos inmensamente agradecidas. ♥ Puedes ayudarnos con una donación o haciendote socia honoraria. Gracias de todo corazon.