Home > Testimonios > Cuando la expatriacíon comenza en casa

Agradecemos a Paula, argentina en Costa Rica, por este lindo artículo en el cual reflexiona sobre como uno se siente cuando la expatriación comenza en casa 🙂

 

expatriaciónCuando la gente me pregunta de dónde soy, instintivamente me viene a la mente una respuesta del estilo “de acá y de allá”. Soy Paula, nací en San Luis, Argentina, pero como nací en esa provincia, podría haber nacido en cualquier otra, ya que la razón de estar ahí era por el trabajo de mi padre.

A la edad de 5 años nos mudamos a Buenos Aires y ahí comencé a vivir el primer cambio cultural y social, si bien estaba dentro del mismo país las distancias son muy largas y la gente muy distinta.

Luego, cuando cumplí 10 años mi padre nuevamente fue trasladado, esta vez a Comodoro Rivadavia, una de las ciudades más grandes la Patagonia, pero muy chiquita en relación con otras del país.

A los 17 cuando terminé el secundario y elegí la carrera que quería estudiar me encontré nuevamente frente a otra mudanza. Me tenía que ir a vivir sola a la Capital Federal. Fue salir del “pueblito” para llegar a la gran ciudad de la furia, como se la conoce, y vaya que fue cierto…

Fue una experiencia maravillosa que me hizo crecer y madurar a pasos agigantados, con momentos y vivencias increíbles y otros tantos para el olvido, pero no por ello de menor aprendizaje.

expatriación

Con mi mami cuando me visitó en Perú y fuimos juntas a Machu Pichu

En resumen…desde que nací mi vida fue un ir y venir constante, con lo cual nunca desarrollé gran apego por ningún lugar.

Lo llamo haber vivido desde que nací en una expatriación en casa, ya que siempre tuve a todos mis familiares lejos, conviviendo con costumbres muy distintas unas de otras y sociedades marcadas de formas muy diferentes.

A los 26 años di un giro muy grande en mi vida y al fin decidí lanzarme a conocer nuevos horizontes, dejé mi trabajo en una empresa petrolera, armé mi maleta (después me di cuenta que tendría que haber sido una mochila, es más cómodo) y me fui a viajar por México, Panamá, Perú y Brasil.

Mi viaje concluyó con una maravillosa noticia, tenía una oferta de trabajo en el exterior. Así fue que llegó mi primera experiencia real de expatriación, me mudé a vivir algunos meses a Bolivia, luego a Perú, más tarde viví algunos meses en Colombia y actualmente vivo en Costa Rica.

De todos los lugares donde he vivido guardo hermosos recuerdos y personas que sin querer se terminaron convirtiendo en parte de mi familia, que me brindaron el calor de sus hogares como si me conocieran de siempre.

Muchas madres y padres también, piensan que tantos traslados, en algún punto van a afectar negativamente la vida de sus hijos. Yo, después de haberlo vivido, puedo decir que fue una experiencia que me hizo ser una persona completamente adaptable a las nuevas circunstancias, sociable, extrovertida, aventurada e independiente.

expatriaciónCon esto no quiero decir que sea fácil. Siempre que hay una despedida ya sea de familiares, amigos, personas cercanas, de una ciudad donde fuimos felices, donde creamos un entorno social y afectivo, nos invade esa sensación de pena y tristeza, también de incertidumbre por no saber qué es lo que viene después. Pero creo que podemos ver y transitar estos cambios de dos formas.

Una es atravesarlo desde una posición de dolor y desmotivación, como le pasa a tanta gente. Donde lamentablemente nunca llegan a adaptarse a su nuevo entorno, ya que siempre están pensando en lo que dejaron atrás y cuánto lo extrañan y no en todo lo bueno que viene por delante.

La otra, con la cual me siento identificada, es transitarlo como una oportunidad de crecimiento. Enfocándonos en todo lo bueno que tiene un nuevo lugar, aprendiendo de la gente, sus costumbres, su lengua, ampliar nuestros horizontes y salir de la zona de confort para desarrollarnos y sacar lo mejor de nosotros mismos.

Paula Caruso
Costa Rica
Diciembre 2018
Fotos ©PaulaCaruso

 

(Visited 465 times, 1 visits today)

Ya que estás por aquí…

¿podemos pedirte que nos invites un caffe ? ¡Es una broma!, pero solo hasta cierto punto. Quizás has notado que Expatclic no tiene publicidad ni contenidos pagados. Desde hace 14 años trabajamos para proporcionar contenidos y una asistencia de calidad a las mujeres expatriadas en todo el mundo. Pero mantener un sitio tan grande conlleva muchos gastos, que cubrimos en parte con nuestras cuotas de adhesión a la asociación que maneja el sitio, y con donaciones libres de quienes nos aprecian y quieren que sigamos trabajando. Si tu pudieras darnos aunque sea un pequeñísimo aporte para cubrir el resto, estaríamos inmensamente agradecidas. ♥ Puedes ayudarnos con una donación o haciendote socia honoraria. Gracias de todo corazon.

6 Comments, RSS

  • Marcelo Thefs

    says on:
    14/01/2019 at 11:23 PM

    Muy cierto Pau, excelente artículo. Ojalá sigas escribiendo sobre tus nuevas experiencias por venir, te deseo todos los éxitos y nunca pierdas esa alegría que te caracteriza. Saludos desde Buenos Aires.

    • Paula Caruso

      says on:
      14/01/2019 at 11:40 PM

      Marce querido que lindo leerte!!!! Me alegro mucho que te haya gustado el artículo, la verdad que si es mucho la experiencia que nos tocó vivir desde chicos.
      Siempre me acuerdo de todas las risas y macanas en el barrio jajaja
      Te mando un beso y abrazo grande para vos y toda la flia.

  • Walter Sologuren

    says on:
    10/01/2019 at 5:29 PM

    Absolutamente de acuerdo!!! Pero lo más importante no es sólo lo que te llevas en los recuerdos de cada lugar donde estuviste, sino también la importantísima huella que dejaste en esos lugares y en los amigos, que si bien permanecimos en esas tierras, te llevamos en el corazón cada día que pasa y se te extraña. Se te quiere che!!!!! ya visitanos pronto!!!!

    • Paula Caruso

      says on:
      10/01/2019 at 6:08 PM

      Gracias por tus palabras mi querido amigo!!! Espero volver pronto a visitarlos, yo también te recuerdo siempre. Te mando un abrazo grande y me alegra mucho que te haya gustado el artículo.

  • Paola

    says on:
    30/12/2018 at 5:59 PM

    Superb article…I identify with everything you say! More and more people these days are born where they are born simply by a quirk of fate…and destiny continues to whisk them around…it can be unsettling, but it’s oh do enriching too.

    • Paula Caruso

      says on:
      05/01/2019 at 5:11 PM

      Thanks for your comment Paola! I’m happy you like it. And it’s so true what you said. This days more and more people and kids grow under this circumstances, but it’s great to show we can live this experiences and take the best of them to grow.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*