Home > América del Norte > Estados Unidos > El expatrio de la esperanza
espoir

Pasaron seis meses desde cuando publicamos este artículo que ahora les re proponemos, en esta puesta al día sobre “Expatriaciones extraordinarias”, porque pensamos que la motivación que empujó a los padres de Michelangelo a expatriar es realmente muy diferente – afortunadamente, en un cierto sentido- a la que motiva en general a las familias a la expatriación. Aprovechamos la ocasión para ponerlos al día sobre la situación de Michelangelo. En el último período antes de la partida hubo varios cambios inesperados y también dolorosos (falleció el joven sacerdote que se había ocupado del comité de juntar fondos, murió mientras dormía a los 36 años…). Poquísimos días antes de la partida hacia Palo Alto, gracias justamente a las piezas movidas por este sacerdote, la familia fue contactada por el Hospital de Boston que les propuso la misma intervención a más o menos la mitad del precio… y Boston es primera en el trasplante de riñones. Giulia y Federico se dijeron entonces que valía la pena pasar por Boston antes de “desembarcar” aquí (en California) y así lo hicieron. E hicieron bien, la misma intervención pero con mucha más atención en el preoperatorio…Resultado: están en Boston desde Navidad, pero lamentablemente la situación de Michelangelo precipitó, su riñón dejó de funcionar y desde hace un mes está en diálisis, pero lo toma con filosofía. Dentro de pocos días le sacan el riñón que ya no funciona, y antes de septiembre deberían hacerle un trasplante con un riñón de alguno de sus padres, lo más importante es ponerlo en las mejores condiciones físicas para que reciba el riñón con el menor riesgo posible de rechazo, por lo tanto se ocuparán de estabilizar el cuadro general, de controlar el funcionamiento del aparato urinario y en el caso que hubiese lesiones de curarlas.

En cuanto a lo demás la familia está bien instalada, han sido bien recibidos y guiados, los niños comenzaron la escuela en enero y la hermanita de 11 años está contenta. La reducción del costo de la operación les permitirá tener algunos márgenes de maniobra ante los costosísimos cuidados del post-operatorio, Federico comenzó a trabajar y siento mucho entusiasmo en nuestros intercambios.

Giuliettaexpat
Mayo 2013

 

Expatclic Italia acaba de donar 250 euros al pequeño Michelangelo, para ayudarlo en su operacion en California. Queremos agradecer nuestras socias honorarias, y todos aquellos que compran nuestro calendario 2013, dandonos así la posibilidad no sólo de mantener vivo nuestro sitio, si no que también de ayudar a las familias que emigran por razones  como la que mueve la familia de Michelangelo.

Michelangelo tiene 9 años, vive en Erbezzo, en la provincia de Verona, un poco menos de 800 habitantes. En menos de un mes con su papá y su mamá  y su hermanita Perla de 11 años tomará un avión para transferirse a Palo Alto, California, en Silicon Valley,  cuna de la tecnología más “tecnológica” del mundo moderno. Michelangelo será recibido en el  Lucile Packard Children Hospital de Stanford (https://www.lpch.org) por un equipo de médicos que desde hace meses tienen su dossier y que están listos para darles a él y a su familia la esperanza de un futuro.

El calvario de Michelangelo comenzó en la panza de su mamá cuando los médicos advirtieron una malformación. Se efectuaron ocho pequeñas intervenciones en útero para evitar problemas mayores. A dos días de su nacimiento  Michelangelo estaba ya en diálisis, cuando tuvo un año y medio “un angelito” , como me dijo Federico, su papá ” donó a nuestro hijo la esperanza de estar mejor”.

Con un riñón nuevo  la situación se mantuvo bajo control por un poco,  esto le permitió al pequeño tener una vida casi normal…hasta el rechazo, que complicó todo aún más.

El niño es extremadamente frágil, con su función renal reducida ya al mínimo y el riesgo de la diálisis, que amenaza con disminuirle tanto las defensas inmunitarias como para volverlo vulnerable a cualquier infección ,  transformando un resfrío en un enemigo muy temible.

Conocí a Federico y a  Giulia, el papá y la mamá de  Michelangelo, vía FB en una de las tantas páginas para contactar expatriados que dan vueltas por el mundo; me había inscripto casualmente pensando que al fin de cuentas encontrar gente nueva en el lugar en que uno apenas” desembarcó” solo puede hacer bien.  Ellos, como yo, se habían inscripto para tener un poco de información sobre la vida aquí, expatriados como tantos otros, me dije yo, expat que vienen hasta aquí persiguiendo como tantos el sueño americano en este rincón de America, que pide gente brillante de todas partes del mundo.

Y luego descubrí su historia, relatada con dignidad, sin haber sido ventilada a los cuatro vientos delante del primero que pasa, naturalmente y con amor…

Me impactó como mamá, obviamente, porque como tal no logro imaginar el sufrimiento de un niño, no logro comprender el calvario al cual Michelangelo fue sometido. Y además me impactó también como expatriada que durante muchos años vivió en países diferentes  porque hasta ahora no había nunca escuchado un motivo tan bello para dejar todo y recomenzar desde cero…

Sí, porque Federico y Giulia dejan verdaderamente todo, “bajo la mirada al inicio un poco sorprendida de las familias”, vendieron el restaurante-pizzería de la familia, llevado adelante durante generaciones, y lo hicieron para poder contar con los medios necesarios para intentar esta operación, sin esperar la diálisis y que el funcionamiento renal empeore.

Las estructuras italianas en las cuales fueron atendidos son conscientes de esto, solo aquí están los medios para intentar esta intervención que debería dar a Michelangelo además de un riñón nuevo (donado por la mamá o el papá) también la esperanza de vivir de verdad un sueño americano, con la S mayuscula.

Pero, por qué Stanford, los Estados Unidos?

Durante unas breves vacaciones en Mexico Michelangelo estuvo mal y tuvimos que recurrir a los cuidados de una estructura americana; ver todo lo que hicieron y como el pequeño fue dado de alta rapidísimamente y en óptimas condiciones, nos hizo reflexionar sobre la posibilidad de mirar hacia soluciones más allá del océano, soluciones absolutamente impensables en Italia  (el director de la oficina de transplantes del ministerio de la salud luego de un tam tam mediático, que  ocurrió en estos días en Italia, llamó a Federico por teléfono preguntándole el porqué de esta huída al exterior, como si las estructuras italianas no tuviesen la capacidad de darle lo mejor a Michelangelo; Federico le preguntó donde podría ser posible en Italia una intervencion de ese tipo, con los valores de Michelangelo al día de hoy, para evitar que los otros órganos se vean comprometidos… no hubo ninguna respuesta porque lamentablemente la respuesta solo se encuentra  en Standford …).

Al principio la elección habia “caído” sobre la costa este de los Estados Unidos, el hospital de  Washington, reconocido como el mejor del mundo. Sin embargo  para un transplante es mejor operarse y pasar el post-operatorio en un clima templado, entonces surgió la búsqueda de un lugar alternativo… y aquí estamos, en Palo Alto.

Y el recibimiento?

Estupendo, al inicio, tal vez, estuvieron sorprendidos de nuestra motivación, cuando llamé me dijeron que lo único que podían concederme era una hora de consulta, tipo cuatro charlas, pagué enseguida 900 dólares, aunque todavía no fueron cobrados, compramos los boletos y 4 días después estábamos alli, pero en cambio de encontrarnos con un médico, como estaba previsto, nos encontramos delante de un equipo entero con asistente social y traductor y en cambio de una conversación para orientarnos, los primeros exámenes y las primeras consultas…

La familia volvió a Italia lista a jugarse el todo por el todo para retornar a California donde las esperanzas de una operación eran concretas y donde los médicos los esperaban con los brazos abiertos.

El unico gran problema en los Estados Unidos es que la medicina tiene precios exorbitantes, 500.000 dólares la intervención, para no hablar del hecho de que aquí para vivir también se necesita dinero.

La decisión fue tomada, se vende todo y se parte, luego se verá. Decisión valiente. Federico hace de todo, pasa un mes en California trabajando en restaurantes y mientras tanto no abandona a los médicos de Standford para fijar las fechas y para preparar la llegada de ellos, están previstos tres lugares para niños que llegan del exterior, Michelangelo gracias a la tenacidad de su papá será el cuarto!!!

Aquí Federico y Giulia deberían conseguir retomar alguna actividad pero es necesario ayudarlos para sostener los grandes gastos de la operación y del post-operatorio, un comité de recolección de donaciones fue creado en Italia y otro en Estados Unidos… un pequeño gesto puede ser útil para devolverles una sonrisa.

Comité Il Coraggio della famiglia, Vicolo della Chiesa, 28, 37020 Erbezzo (VR)
C.F.: 04137680239
IBAN: IT 56 U 08011 59830 000022081111 Cassa Rurale Bassa Vallagarina sede S.Anna d’Alfaedo VR
Codice BIC: CCRTIT2T01A
Info: Sig.ra Loredana (vice presidente)
Tel.: 329 4195021 – 346 3277130

Y Michelangelo a todo esto??

Michelangelo sueña con America, está contentísimo y lleno de esperanza, sabe que esta intervención le puede dar un futuro sereno…y después podrá comer normalmente (ahora debe seguir una dieta hipoproteica).

Y Perla, la hermanita de 11 años, cómo vive todo esto?

Es más complicado, obviamente, aquí tiene amigos pero también ella se da cuenta de cuán importante es esto. 

Y además tal vez, querida Perla, al fin de cuentas sera también para ti una bellísima experiencia!

Los esperamos en California.

Giuliettaexpat
Los Altos, San Francisco, Bay area
Noviembre 2012

Traducido del italiano por Rupexpat

(Visited 40 times, 1 visits today)

Ya que estás por aquí…

¿podemos pedirte que nos invites un caffe ? ¡Es una broma!, pero solo hasta cierto punto. Quizás has notado que Expatclic no tiene publicidad ni contenidos pagados. Desde hace 15 años trabajamos para proporcionar contenidos y una asistencia de calidad a las mujeres expatriadas en todo el mundo. Pero mantener un sitio tan grande conlleva muchos gastos, que cubrimos en parte con nuestras cuotas de adhesión a la asociación que maneja el sitio, y con donaciones libres de quienes nos aprecian y quieren que sigamos trabajando. Si tu pudieras darnos aunque sea un pequeñísimo aporte para cubrir el resto, estaríamos inmensamente agradecidas. ♥ Puedes ayudarnos con una donación o haciendote socia honoraria. Gracias de todo corazon.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*