Home > América Latina > Republica Dominicana > La inmersión profunda de Lindsay

Hoy entrevistamos Lindsay de Feliz,  una mujer especial porque su historia las razones que la llevaron a la expatriación, la vida que se ha creado en su nuevo país, y las experiencias por las cuales ha pasado  hace definitivamente parte del tema de este mes, «Expatrios extraordinarios». ¡Gracias Lindsay por esta linda entrevista!

Háblanos un poco de ti: qué te hizo decidir dejar Gran Bretaña y comenzar a viajar por el mundo? dónde fuiste? Cómo te mantenias?

Nací en Gran Bretaña, primogénita de 4 hijos y dado que mi padre estaba en la Air Force viajábamos mucho. No solo por Gran Bretaña, cuando tenía 8 años vivimos también en Singapur. Esa fue mi primera vez en el exterior pero como en la escuela estudiaba lenguas- francés, alemán y latín- en mis años adolescentes comencé a viajar justamente para poder practicarlas. Luego me organicé en Gran Bretaña y trabajé para diversas sociedades de servicios financieros pero viajaba cada vez que podía, aunque solo fuera durante las vacaciones. Finalmente aprendí a hacer inmersiones subacuáticas y me gustó tanto que dejé mi trabajo full time para trabajar como consultora de marketing y comencé a pasar períodos cada vez más largos en el exterior haciendo inmersiones, sobre todo en las Maldivas. En esa época estaba casada, económicamente bien y gastaba dinero en vestidos de marca, autos veloces y vacaciones, pero cada vez era más consciente que en mi vida faltaba algo. No podía tener hijos y por lo tanto sabía que no iba a dejar ni la más mínima huella de mi paso por este planeta, pero yo deseaba darle un objetivo a mi existencia, una razón de haber estado aquí…

Lindsay3Así, un día decidí dejar a mi marido, mi trabajo y mi país, y vivir el día a día, en vez de pasar toda la vida esperando y ahorrando para el futuro, y disfrutar de aquello que más me gustaba hacer, las inmersiones, y quería hacerlo rápido. Sabía que como instructora iba a ganar lo suficiente como para mantenerme, y tenía también bastantes ahorros. Comencé primero en Maldivas, luego estuve en Singapur, Tailandia, Borneo y Menorca, trabajando como instructora subacuática. Mientras estaba en Menorca decidí que, aunque hablase muy bien francés, alemán e inglés, necesitaba aprender español porque hacía tiempo que deseaba ir a Sudamérica. También tuve claro que quería vivir en un país tropical, porque Menorca era encantadora pero el mar era helado! Sabía que iba a amar el Caribe, así que concentré allí mi búsqueda y poco tiempo después encontré un trabajo como instructora subacuática en la Republica Dominicana. Fui con un contrato de 6 meses, esperando poder aprender español.

Lindsay2Qué fue lo que te hizo enamorar tanto de la Republica Dominicana hasta tal punto que decidiste quedarte?

La República Dominicana era mucho más grande de cuanto yo la imaginaba, y mucho más diversificada. No solo hay playas tropicales, sino también selvas pluviales y montañas. Me enamoré de las personas, siempre cordiales y gentiles; y del estilo de vida nuevo, relajado, de la música, del clima pero sobre todo de la libertad. Parecía que no existían reglas. Se podía manejar sin cinturón de seguridad, ir en moto sin casco, fumar en cualquier parte que uno quisiese, bailar en los supermercados. La sensación de libertad era exultante y el estrés usual de la vida de todos los días parecía no existir.

Cómo organizaste tu nueva vida?

Al principio en un pequeño departamentito con un solo cuarto, que después cambié por uno más grande, con dos cuartos, para poder recibir a mis amigos de Gran Bretaña. En el compound vivían también otros instructores y en la práctica se trabajaba todo el día en la playa, hablando con los turistas y con las personas que venían a hacer inmersiones, para luego salir e ir a bailar y divertirse todas las noches. Después de algunos meses inicié una relación con un hombre dominicano que luego de un tiempo se mudó a mi casa con sus tres jóvenes hijos. Finalmente compramos una casa en el bosque, nos casamos, y compramos un colmado, un negocio. Todo cambió cuando una noche volviendo a casa me encontré en la mitad de un robo, los ladrones dispararon y me hirieron en la garganta. Afortunadamente sobreviví, pero este evento me hizo estar todavía más determinada a hacer algo importante con mi vida. El proyectil y la consecuente traqueotomía me dañaron gravemente las cuerdas vocales, por lo tanto casi no podía hablar, y además como la bala había atravesado el pulmón, tuve que decirle adiós a las inmersiones. Entonces comencé a trabajar más en el negocio y a dar lecciones privadas e individuales de español. Esto significó compartir más tiempo con los dominicanos, en vez que con los expatriados, y además porque con mi voz no lograba hablar por encima del alto volumen de la música, dejamos entonces de ir a los bares y afuera a bailar, todo esto me llevó a tener siempre menos contacto con los expatriados.

LindsayNos puedes contar que significó ser la partner de un hombre candidato a un cargo público local, y como esto incidió en tu rutina y en tu relación con los otros expatriados?

Mi marido decidió postularse como intendente de la ciudad local para ayudar a la población local, y eso era lo que ambos queríamos dada la espantosa pobreza de la zona. Pensábamos poder hacer mucho más que nutrir una boca hambrienta o ayudar financieramente a alguien en el caso de algún problema importante. De repente nuestra vida cambió y se concentró sobre la campaña electoral y sobre la importancia de vencer. Cada vez me encontraba menos con mis colegas expatriados y me pasaba todos los días trabajando para la campaña, clasificando artículos, organizando encuentros, etc. Cada día me reunía con grupos de mujeres para descubrir cuáles eran sus exigencias y comprender cómo poder ayudarlas. Fue un momento fatigoso pero exultante.

Cuéntanos de tu libro- cómo te decidiste a escribirlo, cuánto tiempo necesitaste para completarlo, cómo lo publicitaste…?

Verdaderamente nunca pensé en mí como una escritora, comencé a escribir el libro después que me dispararon, porque para mí en ese momento escribir lo que me había pasado era una verdadera necesidad. Tuve un vacío de memoria de casi cinco horas después del tiroteo, entonces hablé con personas que estaban ahí, en el lugar, para llenar mis lagunas.  Comencé a escribir pero sin un objetivo preciso. Después de las elecciones en cambio me senté y escribí todo el libro, desde cuando dejé Gran Bretaña hasta el presente – hace casi 6 meses – incorporando todo lo que había escrito después que me habían disparado. Terminé la primera redacción en casi 6 meses, pero tardé un poco en encontrar un corrector de borradores y un editor, y después de una buena, amplia y necesaria rescritura, todo fue muy velozmente. En realidad, quedé sorprendida cuando mi editor, Jane Dean, me dijo que a ese punto no podía cambiar más nada, y un par de semanas después el libro fue publicado.

Lindsay4

Cómo es tu vida ahora? Cómo vives y cómo se desarrolló tu vida profesional?

Ahora vivo en la montaña, lejos kilómetros y kilómetros de todo, pero todavía en la República Dominicana. Antes habíamos vivido en una zona turística, luego en una ciudad barrio; ahora vivimos en el campo. Tenemos un par de hectáreas de tierra y cultivamos toda nuestra fruta y verdura. Es una vida simple que adoro. La paz es total y el panorama maravilloso del campo alrededor me da una gran serenidad. Tenemos poquísimos vecinos, pero nos ayudamos todos. Me concentro en mi escritura, en los artículos y en mi blog, mientras mi marido estudia para ser abogado. Los lectores del primer libro ya me pidieron que escriba otro, entonces ya estoy pensando, mientras espero que algún productor cinematográfico me contacte para hacer mi primera película – o al menos… en mis sueños!

Lindsay de Feliz
https://yoursaucepans.blogspot.co.il/

Traducción de l’italiano de Rupexpat

(Visited 97 times, 1 visits today)

Ya que estás por aquí…

¿podemos pedirte que nos invites un caffe ? ¡Es una broma!, pero solo hasta cierto punto. Quizás has notado que Expatclic no tiene publicidad ni contenidos pagados. Desde hace 17 años trabajamos para proporcionar contenidos y una asistencia de calidad a las mujeres expatriadas en todo el mundo. Pero mantener un sitio tan grande conlleva muchos gastos, que cubrimos en parte con nuestras cuotas de adhesión a la asociación que maneja el sitio, y con donaciones libres de quienes nos aprecian y quieren que sigamos trabajando. Si tu pudieras darnos aunque sea un pequeñísimo aporte para cubrir el resto, estaríamos inmensamente agradecidas. ♥ Puedes ayudarnos con una donación, aunqué pequeña. Gracias de todo corazon.
Subscribe
Notify of
guest

0 Commenti
Inline Feedbacks
View all comments