Home > Vida en el extranjero > Salud > Salud: ¿Quedarse o volver?
stay or go home

Artículo de Natalie Tollenaere
Life coach y cross-cultural trainer
www.transitionstoafrica.com

Traducido del italiano por Mociexpat

 

No nos engañemos – nos guste o no, cuando nos expatriamos, nuestros cuerpo viene con nosotros. Probablemente están pensando “pero claro que viene”, pero quizás no han reflexionado a fondo sobre el tema. Al trópico, a los picos nevados de los Andes, al mar, a la montaña, a Lima o a Kinshasa, también nuestros cuerpos deben acostumbrarse al nuevo ambiente – y cambiar. Y además, son lo más importante que tenemos. Sin ellos, obviamente, el resto no existe.

Entonces, ¿qué cosa hacemos cuando nos enfermamos, nos accidentamos o salimos embarazadas?

Nuestra salud física está ligada a nuestra salud emocional. Si una de las dos se ve afectada, también lo estará la otra. El cuerpo reacciona ante el estrés, ante la depresión, a la cólera y a la tristeza con síntomas físicos.

En el expatrio, cuando estar lejos de nuestras estructuras medicas y sociales y de nuestras costumbre culturales, puede ser todo un reto para nuestra salud, puede pasarnos que perdemos rápidamente el sentido común. O nos decimos “esto lo chequeo cuando vuelvo a casa (cosa que puede ser que no suceda en meses)” o entramos en pánico: “este dolor de cabeza seguro que es un cáncer al cerebro”.

Podemos llegar a un buen equilibrio entre negligencia y pánico preguntándonos lo siguiente. La cosa más importante es hacerse estas preguntas sin juzgarse. De esta manera nos ayudamos a poner en perspectiva la situación y a vivir como queremos, a nuestra manera.

  • ¿Cómo me siento físicamente respecto a esta enfermedad/accidente/embarazo?
  • ¿Me golpea emocional o psicológicamente?
  • ¿Qué influencia tiene sobre las personas que amo, sobre mi pareja o mi familia?

Una vez que la reflexión se ha hecho, podemos empezar a buscar el apoyo que necesitamos.

  • ¿Qué tipo de apoyo necesito? ¿Material, moral físico, familiar?
  • ¿Es importante para mí tener un consejo médico de un doctor de mi misma cultura, de mi país, que hable mi mismo idioma? ¿Dónde puedo encontrar uno?
  • ¿Necesito a mi familia extendida o me basta con mi familia nuclear? ¿Las necesito a las dos?
  • ¿Cómo puedo crear una situación en la cual me siento rodeada por ellos y de todo aquello que necesito?

Estas preguntas pueden ayudarnos a reconocer las cosas que necesitamos y aquellas que queremos. Las respuestas serán la base que nos servirá para tomar las decisiones correspondientes. Ignorarlas nos llevará sólo a la negación, que podrá estar acompañada de rabia, resentimiento, depresión, tristeza y depresión. Tampoco nos engañemos, tendremos que lidiar también con el juicio de los otros: “Mi operación aquí fue muy buena, ¿por qué quieres volver a tu país?”, “Yo he tenido una experiencia excelente de parto aquí, ¿por qué quieres dar a luz en tu país?”, “Es una irresponsable, se ha operado aquí”. Recuerden que la enfermedad está ligada al cuerpo, al equipaje socio cultural, a nuestra situación financiera y a nuestra situación familiar. Somos todos únicos y tenemos necesidades también únicas.

Mando toda mi solidaridad a quienes están enfrentando una enfermedad, un accidente o un embarazo lejos de sus propios puntos de referencia conocidos.

Alguna información práctica:

Seguro: En abril he ayudado a un joven a regresar a su país luego de un serio accidente en moto. Era imposible curarlo en Kigali. Era necesario repatriarlo. Pero no tenía un seguro… ha tenido que pagar 6 billetes de avión para la camilla, uno para la enfermera (lo mismo me había pasado una vez a mi), uno para la esposa y otro para el hijo… 9 billetes aéreos…Un gran peso para las finanzas familiares… controlen bien que su seguro incluya repatrío, especialmente si viven en países con infraestructura médica incierta.

Mamografía: A todas las mujeres sobre los 40: no se olviden de hacer su mamografía de rutina. ¡A mí me ha salvado la vida! (no utilicen como excusa el hecho que viven en un país donde no la hacen, planifiquen con tiempo la cita para cuando estén en sus países de origen).

 

Natalie
Kigali, Ruanda
Noviembre 2012

(Visited 15 times, 1 visits today)

Ya que estás por aquí…

¿podemos pedirte que nos invites un caffe ? ¡Es una broma!, pero solo hasta cierto punto. Quizás has notado que Expatclic no tiene publicidad ni contenidos pagados. Desde hace 15 años trabajamos para proporcionar contenidos y una asistencia de calidad a las mujeres expatriadas en todo el mundo. Pero mantener un sitio tan grande conlleva muchos gastos, que cubrimos en parte con nuestras cuotas de adhesión a la asociación que maneja el sitio, y con donaciones libres de quienes nos aprecian y quieren que sigamos trabajando. Si tu pudieras darnos aunque sea un pequeñísimo aporte para cubrir el resto, estaríamos inmensamente agradecidas. ♥ Puedes ayudarnos con una donación o haciendote socia honoraria. Gracias de todo corazon.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*