Home > Arte y Cultura > Música > Un amor en música
of love and music

Erikaexpat nos cuenta la historia romantica de dos músicos, un italiano y una colombiana.

Esta es una historia de amor y música, de partidas y regresos. Esta es un historia moderna que comienza al inicio de nuestro siglo cuando los protagonistas todavía no imaginaban que poco tiempo después se volverían a encontrar.

Francesco es italiano, de Torino; tenia 22 años y era el primer violinista de La Scala.

En la otra parte del mundo Adriana era la primera violoncellista a graduarse en el Conservatorio Colombiano de Cali.

Ninguno de los dos tenían antecedentes musicales en familia, simplemente empezaron desde muy pequeños a amar la música, cultivándola hasta logar ser profesionales.

En el 2001 Francesco parte de Milano hacia Sud- America con la orquesta dirigida por F. Belli para una semana de intercambio cultural y musical en ese continente.

Adriana hablaba un poco de italiano y le pidieron de hacer de interprete durante la permanencia del grupo italiano en Cali, una ciudad situada al sud-ovest del país. Se conocen, se encuentran en varias ocasiones, pero solo se trata de pocos días y asi el regresa de nuevo solo con la esperanza de continuar esta nueva amistad por medio del correo electrónico.

Por un año y medio esta fue su relación, algunos email, algunos contactos por trabajo pero poco más. Ella consigue trabajo en Bogota en la Orquesta Juvenil Nacional Colombiana y se transfiere a la capital para enseñar violoncello y solfeo en la escuela musical de la orquesta juvenil.Un año después Francesco realiza un tour por Lima con un cuarteto de cuerdas. Decide llamarla y le pregunta si es posible encontrarse. Al día siguiente el aterriza en Bogota y solo allí en ese momento se dan cuenta que no se han dicho muchas cosas; sentados en un café del aeropuerto se hablan y se cuentan tantas cosas y allí deciden de transcurrir algunos días juntos, primero en Bogota y luego en Lima.

Pero la pausa se termina, ella regresa a trabajar y el debe tocar en New York y sus caminos de nuevo se divide.

Despues de pocos meses una nueva partida. Adriana toma la gran decisión de transferirse a Italia, saluda a la familia y amigos y se reencuentra con Francesco. Alli se inscribe a DAMS donde estudia y se gradua; la convivencia funciona y decide no regresar. Pasan los años y para alegrar sus vidas llegan dos niños y dos matrimonios, se casan en Italia y después en Colombia. Hoy su vida transcurre en Milano, zona Niguarda, pero buscan regularmente de realizar una vacaciones de reunión familiar en Colombia, donde los esperan ansiosos mama, papa y muchos familiares para celebrar cada vez su regreso.

Francesco toca para La Scala y como solista. Adriana enseña música a niños: ha creado un laboratorio para niños desde 3 a 6 años donde les enseña los principios básicos de la música y colabora con las escuelas maternas de su ayuntamiento.

Tal vez partirán de nuevo, para seguir su trabajo, la musica. Pero siempre juntos.

 

Erikaexpat
Atyrau, Kazakstan
Enero 2013

Gracias a Ana Maria, en Atyrau, para corregir el artículo

(Visited 14 times, 1 visits today)

Ya que estás por aquí…

¿podemos pedirte que nos invites un caffe ? ¡Es una broma!, pero solo hasta cierto punto. Quizás has notado que Expatclic no tiene publicidad ni contenidos pagados. Desde hace 15 años trabajamos para proporcionar contenidos y una asistencia de calidad a las mujeres expatriadas en todo el mundo. Pero mantener un sitio tan grande conlleva muchos gastos, que cubrimos en parte con nuestras cuotas de adhesión a la asociación que maneja el sitio, y con donaciones libres de quienes nos aprecian y quieren que sigamos trabajando. Si tu pudieras darnos aunque sea un pequeñísimo aporte para cubrir el resto, estaríamos inmensamente agradecidas. ♥ Puedes ayudarnos con una donación o haciendote socia honoraria. Gracias de todo corazon.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*