Home > Hombres Expat > Una larga y meditada entrevista
luca bonacini

Claudiaexpat ha entrevistado a Luca Bonacini, fotógrafo expatriado que acompaña a su mujer, esta vez sobre temas inherentes a su situación de hombre acompañante. ¡Gracias Luca por la confianza y la apertura en esta larga y meditada entrevista! 

 

Querido Luca, hace años que sigues a Florence por el mundo, y más aún,  es gracias a Florence y a su trabajo fijo en el corazón del Unicef, que has podido dejar tu viejo trabajo para dedicarte a tiempo pleno a tu pasión, la fotografía, pasión que has transformado en profesión . El camino no fue siempre fácil… nos podrías contar cuáles fueron y cuáles son (si es que los hay) los obstáculos que enfrentaste al transformar la fotografía en tu carrera regularmente retribuida?

No, el camino no fue ciertamente fácil. De hecho en el entusiasmo inicial de realizar una pasión poco a poco se fueron filtrando los obstáculos inherentes a la situación personal  y a la profesión.
El primer freno fue tratar de consolidar cierta profesionalidad en un ámbito profesional que no era exactamente muy estimulante para la fotografía. No estaba en Paris, Londres o New York sino simplemente en Brasilia, donde las oportunidades de formación y estímulo cultural escasean, al menos en el campo fotográfico.

Igualmente, a mí me venía  bien así.  El entusiasmo de los inicios y los primeros trabajitos hechos gracias al “voluntariado fotográfico” más  algunos “assignement” pagados, me permitieron crear una discreta experiencia profesional y me dieron coraje en la jungla del oficio.

De todas formas también los obstáculos pueden ser vistos como oportunidades. Tal vez cuando se crea el justo mix de ganas, capacidad y el encuentro con las personas justas. Me refiero en particular  al curso de fotografía online que lancé junto con Expatclic, fruto entre otras cosas de tu valiosísima sugerencia y de mi curiosidad. Si, se puede decir que con este curso buscamos obviar la falta de “oferta” formativa, de la cual sufría en los inicios y de la cual hablaba recién.

El curso online te permite transmitir pasión y conocimiento y  realizar la actividad donde sea. Claro, el curso no ambiciona formar verdaderos profesionales pero logra mejorar la técnica y la estética  fotográfica de aquellos que están realizando sus primeras (o segundas) experiencias, de un modo divertido e interactivo.

El hecho de cambiar de país de tanto en tanto influye sobre tu situación laboral?

Pisco, Peru

Pisco, Peru

Obviamente cambiar de país influye bastante sobre mi situación laboral. Pero, como nunca viví en una de las mecas de la fotografía tengo que contentarme con el mercado local. Sería otra historia si siempre viviste e iniciaste a trabajar en Paris y luego expatrias. En ese caso es más fácil que las personas con las cuales has ya trabajado continúen confiando en ti. En cambio, en mi caso,  con cada mudanza la “red” de contactos y  clientes creada localmente se deshace y se debe volver a tejer una nueva en el nuevo país.  Por un lado esta situación puede ser estimulante  porque descubres una nueva cultura y conoces gente nueva. Por otro lado es muy fatigoso, sobre todo cuando en un determinado  país creaste una buena relación con algunos partner. Por ejemplo, en Perú, debo decir que estaba muy contento de colaborar con una ONG italiana, Aspem, que me daba al mismo tiempo confianza y una cierta libertad fotográfica. Por otro lado, sin embargo, Lima no me gustaba. No se puede tener todo…

En Sarajevo en Bosnia Herzegovina, en cambio, donde estoy ahora, desde el punto familiar y personal  se está muy bien. Desde el punto de vista fotográfico es también muy estimulante a causa de los temas ligados a la post guerra. Desde el punto de vista profesional en cambio no hay grandes oportunidades. Las ofertas formales se reducen a lo mínimo (cuando hay un mínimo…) y la competencia es aguerridisima.  De todas formas, se trata de esquivar los obstáculos y para insertarme en un mercado muy restringido para los fotógrafos documentalistas, comencé a ofrecer cursos “presenciales”. Esto me permite conocer personas nuevas, apasionadas por la fotografía y con ellos incluso descubrir aspectos de la ciudad en que vivo que tal vez nunca hubieses descubierto estando solo.

 Hay otros factores que influyen (para bien o para mal) en tu trabajo?

Me gustaría hablar en particular de la total “desvalorización” de la fotografía de calidad. Se podría escribir un tratado pero me limitaré a sobrevolar el tema con algún ejemplo.

El hecho de “sacar una foto” está al alcance de todos, realmente de todos, y más hoy con los smartphones, y creo que esto contribuye cada vez más a consolidar la “creencia” que una buena foto la puede hacer cualquiera. Tomo, obviamente, un poco de atajos pero, para una institución, parece mucho más justificable pagar a un consultor 300 euros al día que pagar a un fotógrafo por un “assignment”. Total se considera que la foto de un proyecto o de un evento la puede hacer cualquier persona dentro de la institución…

Es una pena porque una cobertura fotográfica bien hecha – a nivel estético y de contenidos-puede realmente valorizar una iniciativa, tanto en términos de marketing, como en términos de memoria histórica visual. Es como si se asumiese a un consultor para hacer una evaluación sobre el impacto social de un programa solo porque sabe leer, escribir y contar hasta 1000.

Esta falsa ecuación “todos saben fotografiar”=”las fotos son gratis”, impregna todos los niveles.  La cuestión de la remuneración para nosotros, los fotógrafos, es un serio problema.  Y no hablo ni siquiera de los propios  trabajos que uno encuentra por encanto publicados sin haber visto la sombra de un centavo. Y a veces publicados en un súper celebre diario italiano de la tarde…

Sarajevo, the roses

Sarajevo, las rosas

Dado que cuando llegan a un nuevo país Florence, por contrato tiene que comenzar enseguida a trabajar, tú eres quien se ocupa de todas las cosas prácticas- organizar la casa, hijos, movilidad, etc.- que son necesarias para que una familia comience a funcionar rápidamente en el  nuevo lugar. Cómo te sientes al hacer estas cosas , que en general se dejan en manos de la mitad femenina de la pareja? Has tenido momentos de malestar o de desazón en este rol?

Desde el punto de vista de la instalación, como hombre, nunca sentí una presión particular por parte del país que nos recibe. Por motivos de tiempo a disposición, hago yo obviamente gran parte de las cosas, a veces junto con los niños. Y sin ningún problema. Donde tal vez nos sentimos un poco más desfasados en el discurso de género, es en ciertas situaciones donde el binomio niño-mamá aparece todavía como “natural”.  Te doy el ejemplo del pediatra. Ya me ocurrió que la enfermera de turno me preguntara con voz, no sé si de espanto o de condena,: “dónde está la mamá?!” El resto todo OK, o tal vez yo no le haga demasiado caso.

El desaliento o el malestar derivan más que nada de los tiempos de la instalación, a veces más largos de lo previsto, o de los trámites burocráticos o de las cosas, aunque sean simplísimas, pero que hay que hacer en lenguas hasta poco meses atrás improbabilísimas…Eso, nos faltaba Bosnia para verme implorando a alguien que llame por teléfono en mi lugar para reservar un banal restaurante.

Sabemos que el modelo de mujer que trabaja y se encarga en primera persona del mantenimiento de la familia, con un hombre que la sigue y que tiene mucho tiempo a disposición, y que tal vez no produzca redito de manera regular es una cosa aún muy rara, sobre todo en ciertas culturas.  Te reconoces en este modelo, y si es así, te pesa? Cómo eres visto en general por quienes te conocen por primera vez  y saben que el trabajo “fijo” es de Florence?

En cuanto al modelo del cual hablas, reconocerme me reconozco, pero, como dices bien tú, sigue siendo un “modelo”.

Estamos todavía en la esfera del ideal, a veces del auspicio y seguramente de la rareza. Aunque  si algo pareciera que está cambiando, el esquema aún permanece muy tradicionalista.

Tomemos los eventos sociales, cocktail y afines, cuando se conversa con una persona que apenas conocemos. En general, el primer contacto visual y verbal  es conmigo. Agotados los pocos instantes en circunscribir al otro profesionalmente, la atención se mueve hacia Florence y hacia argumentos relacionados con el trabajo. Raramente inician consideraciones sobre los clásicos de la fotografía francesa o sobre los contratos de Giacomelli. Si va bien, debo hacer comprender a mi gentil interlocutor, en búsqueda de una nueva máquina fotográfica, que no soy un vendedor sino un fotógrafo.  Para su gran desilusión…

En términos generales, crees que la vida de un hombre acompañante sea más o menos dura que la de una mujer acompañante y por qué?

No sabría comparar. Tal vez, sin embargo, hay más presión sobre el hombre. Puedo decirte que siento menos la cuestión del “rol” y más la de la remuneración. No por una cuestión de necesidad económica, y ni siquiera por una cuestión de “orgullo”, sino por la idea de reconocimiento. Y creo que el reconocimiento en nuestra sociedad pasa  en parte por la retribución. No solo!  De hecho, hice un poco de voluntariado fotográfico- hablo de aquel a favor de las ONG y de quien tiene realmente necesidad, no el de las festicholas diplomáticas- y estoy contento.

Pero luego se tiene la necesidad de que haya una remuneración, reconocimiento, que las personas entiendan la importancia de esto. Si pagas a la empleada o el empleado doméstico 5, 10, 20 euros por qué no al fotógrafo?  Es más, sabes qué es lo nuevo?  Ahora a quien me pide un servicio gratis, le hago firmar un contratito por la simbólica suma de 1 euro, real o lo que sea, así, como para afirmar el concepto de la retribución y de la profesionalidad. Tal vez así cambie un poco la mentalidad!

Ayacucho, Peru

Ayacucho, Perú

Qué piensas que podría mejorar el estándar de vida de un hombre que acompaña a la mujer/compañera al exterior?

Quien acompaña a su cónyuge al exterior debería informarse con anticipación sobre las oportunidades profesionales del país, tal vez aprender  ya un poco la lengua, de tal forma que al llegar al nuevo país esté un poco preparado. Además, un sitio como Expatclic puede verdaderamente ayudar a quien expatria a contactarse con su futura realidad

Las sociedades y organizaciones que envían personal al exterior podrían, además “formalizar” la presencia del cónyuge, mujer u hombre…también en el salario. Como hacen los suizos, me parece, para su personal diplomático.

Una última palabra sobre los hijos: cómo lo viven ellos? Por ejemplo, cuando eran pequeños mis hijos cada tanto me decían “…tanto tú no trabajas…”, mientras yo siempre había tratado de inculcarles la idea de que el “trabajo” no es solo salir de casa y tener una oficina y un sueldo. Los tuyos te han dicho alguna vez algo de ese tipo? Ha habido momentos en que esta situación te ha pesado en relación a ellos?

Por el momento los hijos me “ven” trabajando y, al mismo tiempo, me parece que entienden bien la diferencia entre Florence y yo. Pero tal vez estoy todavía en la fase en la cual el papá es un “pequeño héroe”…Más bien la persona que presiona más sobre mi…soy yo!

Luca Bonacini
www.lucabonacini.com

Entrevista recogida por Claudiaexpat (Claudia Landini)

Traducida del italiano por Rupexpat

Photo credit ©Luca Bonacini, a excepción de la foto principal (Pixalia)

(Visited 12 times, 1 visits today)

Ya que estás por aquí…

¿podemos pedirte que nos invites un caffe ? ¡Es una broma!, pero solo hasta cierto punto. Quizás has notado que Expatclic no tiene publicidad ni contenidos pagados. Desde hace 15 años trabajamos para proporcionar contenidos y una asistencia de calidad a las mujeres expatriadas en todo el mundo. Pero mantener un sitio tan grande conlleva muchos gastos, que cubrimos en parte con nuestras cuotas de adhesión a la asociación que maneja el sitio, y con donaciones libres de quienes nos aprecian y quieren que sigamos trabajando. Si tu pudieras darnos aunque sea un pequeñísimo aporte para cubrir el resto, estaríamos inmensamente agradecidas. ♥ Puedes ayudarnos con una donación o haciendote socia honoraria. Gracias de todo corazon.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*