Home > Familia y Expatrio > Niños > Viajar en avión con niños pequeños
avion avec des petits

 

Viajar con un bebé no es siempre fácil, sobre todo si es la primera vez. Aquí les damos algunos consejos para ayudarlas a preparar esta nueva aventura!

Artículo de Cécilexpat
Traducido del francés por Romiexpat

Si su bebé tiene algunos meses o semanas de nacido y ya deben tomar un avión, ya sea porque han regresado a su país de origen para dar a luz o viajan para presentar a su adorable querubín a la familia, o simplemente parten de vacaciones… aquí les van algunos consejos para ayudarlas a viajar con mayor serenidad ya sea con uno (o varios) “angelitos” menores de 3 años!!!! En efecto, a partir de esta edad en promedio, sus viajes se volverán más fáciles y menos complicados …..

Los grandes temas:

A partir de cuándo puede viajar el bebé?
Asientos y coches
Cosas a llevar consigo
El personal a bordo
Las comidas
Mantener ocupados a los “pequeños monstruos”
Los baños
Dormir como un lirón

En primer lugar, todo depende de la duración del trayecto. Es evidente que un trayecto de 18 a 20 horas no tendrá las mismas repercusiones que uno de 2 ó 3. Pero no subestimemos a nuestros angelitos. Ya sea que les duelan los oídos, que estén agitados o que detesten los medios de transporte, sólo algunas horas pueden bastar para sacarnos de nuestras casillas! por lo que en buena medida el buen desarrollo del viaje estará en función de su capacidad de mantener la calma….. Así que respiremos profundamente y vámonos!

A partir de cuándo puede viajar el bebé?
En muchos sitios oficiales no se precisa la edad mínima requerida para tomar un avión, por lo que deberemos dejarlo a criterio del pediatra. Para las jóvenes que acaban de dar a luz dependerá de ustedes el decidir el viaje en función de su estado físico y la duración del mismo. Es cierto que existe temor ante el riesgo que el bebé llore en un espacio cerrado pero muchos recién nacidos se arruyan con el ruido de los motores del avión.

Es importante hacer que el bebé tome líquidos regularmente durante el viaje, en especial durante el despegue y el aterrizaje, ya que el deglutir le ayudará a evitar el dolor de oídos(que los adultos también sufren)). Algunos niños no lo necesitarán, tanto mejor si es su caso, pero es mejor estar prevenidos!

Asientos y coches
Hasta la edad de 2 años, la compra de un billete con derecho a asiento no es obligatorio (Atención! pues el equipaje es limitado). El bebé debe viajar en sus piernas y tiene derecho a una pequeña cunita o “moisés” (uso limitado sólo a bebés pequeños, que no excedan los 71 cm. ni pesen más de 7 kg. ó 15 libras)y es proporcionada por la compañía aérea. No olviden mencionar que desean el “moisés” durante la reservación. En principio le serán dados los asientos de la primera fila pero existen también las cunitas suspendidas (sí… encima de sus cabezas). Pregunten bien al momento de la reserva….. Durante el despegue y el aterrizaje deberán probablemente colocar el bebé sobre las rodillas (el cinturón de seguridad para bebé varía dependiendo de la aerolínea) es por esto que se le autorizará a viajar con un solo niño – sin derecho a asiento – a la vez. Para mellizos será necesario que viajen dos adultos……

Si hacen viajes largos y/o los acompaña un pequeño muy inquieto, y siempre y cuando esto sea económicamente viable para ustedes, no duden en tomar un asiento individual para su hijo. Es mucho más cómodo y menos agotador para todo el mundo.

Según la aviación civil, si ustedes eligen pagar un asiento individual para su niño, podrán solicitar una silla especial, lo cual puede salvar la vida de un niño que no entra en una cuna. Sin embargo, durante el despegue y el aterrizaje, le pueden pedir que lo retire del asiento especial y lo sujete en sus brazos (esto puede parecer absurdo pero me sucedió con mis hijas).

El coche: nos encantaría poder usarlo hasta la puerta del avión! es sobre todo muy práctico si tenemos equipaje de mano, y si además el bebé duerme preferiríamos dejarlo ahí, sin embargo se trata de una cuestión de espacio en cabina. Por lo tanto dependerá del personal de la aerolínea el poder conservarlo. He escuchado recientemente a varias mamás a quienes se les impidió utilizar el coche hasta la entrada del avión…… Si es muy complicado, un porta-bebé es una buena solución cuando el coche tuvimos que dejarlo con las maletas…..

Cosas a llevar consigo
Primera pequeña recomendación: Ustedes desean estar preparadas ante cualquier eventualidad, lo entiendo, pero de ahí a cargar una bolsa de 10 kg…. No! Yo lo hice, por lo tanto sé de qué les hablo: Luego de 12 horas de vuelo con mis 3 hijos de 5, 3 y 1 año, mientras que el coche que debía estar esperándome en la puerta del avión terminó esperándome junto con las maletas, lejísimos, luego de metros y metros de pasillos (Narita es un aeropuerto enorme, como muchos otros), tuve un pequeño momento desalentador!!!! A partir de ese día presto mucha atención a no sobrecargarme.

Según la duración del viaje las necesidades son muy variables. Partamos entonces de la hipótesis de un viaje largo, luego podrán reducirse en función de la duración del mismo.

La comida: para los más pequeños deben considerar el número de biberones (mamaderas), no olvidarse que la limpieza de biberones no es óptima y además deberán prever la cantidad de leche en polvo suficiente (en los vuelos largos hay generalmente leche de vaca, lo cual pueden verificar antes de la partida). En principio, no tendrán problema de conseguir agua mineral a bordo. Eventualmente agreguen una o dos dosis de leche en polvo para evitar el estrés de una dosis derramada!

En caso de lactancia materna, evidentemente, es más fácil, no habrá mayor cambio en relación a la rutina normal. Además, el contacto puede dar mayor tranquilidad al bebé durante el viaje.

Para los bebés más grandes, pida al momento de hacer su reserva, una comida para bebés. Averigue con la aerolínea si disponen de este servicio ya que no existe en todas ellas. En caso contrario deberá llevar consigo el alimento del pequeño, pero el verdadero problema en todo ello es el calentar la comida, lo cual se realiza generalmente en el avión a baño maría, tarda mucho y no es necesariamente eficaz en caso de comida sólida……

Los más grandes tendrán derecho a una comida de niño (debe solicitarse al momento de hacer la reserva) la cual sirven un poco antes y más o menos caliente….. Ultimamente he podido notar una clara mejora. El problema es que luego de un despegue a las 23h30, la cena – inclusive con la mejor buena voluntad del mundo – será servida una buena hora más tarde ….. En mi caso mis hijos a esa hora ya duermen , pero aquellos a quienes les es difícil conciliar el sueño verdaderamente la aprecian!

La ropa de cambio: con un bebé pequeño es fácil de prever baberos y ropa para cambiarlo pero elijan ropa fácil de poner y sacar estilo conjuntos y pijamas. Cambiar el bebé en el avión es mucho menos práctico que en casa!!!! Les será de mucha utilidad un mudador (algunos maletines para bebé las tienen) o una mantita gruesa a la hora de mudarlo.
Dependerá de ustedes el prever algunos pañales adicionales(considerando que todo esto termina por hacer un bulto enorme y pesado) pero sobre todo no olviden los paños húmedos ya que sirven para todo(cambiar al pequeño, limpiar al grande, limpiar todo lo que se chorree…..). Cuando el riesgo de regurgitación sea menor, todo se volverá más fácil, pues habrá menos que cambiar…..

Como generalmente viajamos de noche, mis hijos adoran ponerse pijama, una forma de ponerse en onda antes del gran viaje, me imagino. Ahora que son más grandes (8, 6 y 4 años) les he comprado tenidas deportivas tipo ropa interior que son fáciles de cambiar y me evitan una maleta de ropa.

Una pequeña cosita adicional: no olviden de llevar paracetamol o algún equivalente en caso de fiebre u otro malestar, pues les ayudará a calmar al bebé..

El personal a bordo
Evidentemente es un asunto “candente” pues depende totalmente de las personas que encontremos…. Algunos desean adelantarse a sus necesidades(si, si, esto me ha sucedido) y otros tienen problemas para soportar a los niños….. Entre los dos, deberíamos poder encontrar un espacio de armonía para tener la suficiente ayuda en el momento deseado ((ayuda a la entrada y a la salida del avión, ayuda para llenar y calentar un biberón…) Claro que deberán esperar situaciones descabelladas, casi irreales, por el hecho de las reglamentaciones durante el vuelo….
No se olviden en todo caso que son clientes de la compañía al igual que el resto de los pasajeros, y que el personal a bordo está para eso, por lo tanto no duden en solicitar ayuda. Nuevamente, respiremos y sigamos!!!!

Las comidas
Suena ilógico, pero no les llame la atención que a como de lugar quieran servirle la comida mientras alimenta al bebé o simplemente le pongan el plato delante cuando usted tiene a su hijo en las piernas y además está embarazada… Otra vez, mantenga el humor, el humor. Pueden servirle la comida más tarde, inclusive en clase económica……. Estando en cinta de 6 meses con mi hija mayor de 16 meses, la aeromoza de un vuelo París-Viena, la cuidó durante cerca de 10 minutos para que yo pudiera comer…..Aveces sucede(Será que me veía tan patética??)

Mantener ocupados a los “pequeños monstruos”
Acá entramos en el período terrible de los niños entre los 12 a 18 meses y los 2 a 3 años, que desean verlo todo, correr o gatear por todos lados y sobre todo que generalmente no querrán dormir cuando a nosotros nos encantaría…. Es ahí que nuestra paciencia es puesta a prueba.

Para los recién nacidos, no hace falta juguetes……Quien los arrulle será probablemente mamá…..o papá si está…. El chupete del bebé si lo utiliza y su juguete para dormir si ya tiene uno favorito…. Armarse de paciencia es todo lo que queda!!!! No miren mucho a los pasajeros, pues si el asunto degenera sus vecinos meterán la nariz………

En el avión les proporcionarán juegos o juguetes dependiendo de la edad de los niños y de la aerolínea, pero rara vez son suficientes!

Para los pequeños, algunos juguetes, sus preferidos(no los más grandes evidentemente), los juguetes de tela para los más pequeños, peluches con arrulladores o sonajeros, juguetes para morder para aquellos que están en plena dentición, libros de tela pequeños… Su chupón si queda lugar, su muñeco para dormir por supuesto(si ya tiene uno).
Y luego, una vez más, armarse de paciencia……

A los más grandes les encantará un libro, lápices para colorear o dibujar, una muñeca pequeña (pequeña por favor!) algunos autitos pequeños, legos o cualquier otro juego fácil de transportar, juegos de cartas. Y bueno, finalmente cada vez es más frecuente que proyecten videos de dibujos animados en los vuelos largos…..claro, si el video funciona…….

Está claro que el padre que acompaña debe estar a solicitud del niño todo el tiempo. Así que no dude en leerle historias (Ok, la misma durante 12 horas sé bien que es cansador…..), cantar canciones cortas, canciones para jugar con las manos, y luego hay que saber dejarlos correr un poco por el pasillo de rato en rato…..

Los baños
Vasto tema que envenena a todas las madres……. Los baños del avión están todos en contra de ellas! Aquí les doy algunas pequeñas ideas producto de la experiencia: pañitos desinfectantes o hacer pipí de pie(acrobático pero eficaz).

Para los niños que recién están aprendiendo a ir al baño solos, les recomiendo los pañales tipo ropa interior (pull-ups) que les asegurarán un viaje sin estrés a ustedes y a sus hijos(sobre todo si el vuelo es largo o de noche)!

Dormir como un lirón
Bueno, de acuerdo, no voy a contarles historias. Será difícil saber de antemano si “junior” tiene el alma dormilona en el avión! Entonces, hablemos de jarabes homeopáticos u otros para ayudar al bebé a relajarse o mejor dicho a dormir: personalmente no estoy muy a favor, a menos que la situación lo amerite. Dependerá de ustedes ver este tema con su pediatra pero sobre todo…..sobre todo…. no olviden probar el tratamiento en su hijo antes del viaje porque los efectos pueden ser muy diferentes a los deseados y para lo que estaban prescritos!

Ya estamos? pues entonces ya están listas para la gran aventura!!!!!

(Visited 142 times, 1 visits today)

Ya que estás por aquí…

¿podemos pedirte que nos invites un caffe ? ¡Es una broma!, pero solo hasta cierto punto. Quizás has notado que Expatclic no tiene publicidad ni contenidos pagados. Desde hace 16 años trabajamos para proporcionar contenidos y una asistencia de calidad a las mujeres expatriadas en todo el mundo. Pero mantener un sitio tan grande conlleva muchos gastos, que cubrimos en parte con nuestras cuotas de adhesión a la asociación que maneja el sitio, y con donaciones libres de quienes nos aprecian y quieren que sigamos trabajando. Si tu pudieras darnos aunque sea un pequeñísimo aporte para cubrir el resto, estaríamos inmensamente agradecidas. ♥ Puedes ayudarnos con una donación o haciendote socia honoraria. Gracias de todo corazon.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*