Home > América Latina > Perú > Voluntariado en Casa: mi Experiencia con Emprendedoras del Hogar
emprendedoras del hogar

Mociexpat comparte su experiencia de voluntariado con la ong Emprendedoras del Hogar, y una reflexión interesante sobre hacer volutariado en su propio país.

 

Como algunos saben ya, ahora mismo no soy una expatriada “en ejercicio”. Soy, como me autodenomino, una “expatriada local”, una combinación interesante que me permite mezclar dos mundos, dos partes de mi: mi condición de local y, a la vez, mis ojos de expatriada.

Esta fusión de perspectivas me permite ver distinto algunas realidades que antes quizás me pasaban inobservadas, me permite salir de mi burbuja privilegiada de limeña de clase media y ver las cosas con esa apertura que -por lo menos a mi- me ha dado el expatrio, el conocer realidades distintas.

emprendedoras del hogarDesde que volví me he involucrado más con cosas de la realidad de mi país. De hecho, creo firmemente que ese es el propósito escondido de mi vuelta a Lima (vuelta que nunca busqué y que se dio de casualidad), el de acercarme de alguna manera a situaciones distintas que despertarían tantas frustraciones que me empujarían a actuar y a afinar mi propósito de vida y lo que quiero hacer en el futuro.

Bueno, luego de toda esta introducción, les cuento un poco una de mis experiencias de voluntariado en Lima, quizás la que más me ha acercado a la realidad local de mi país y, de paso, me ha ayudado a desempolvar conocimientos y habilidades de mi abandonada carrera de Derecho, así como a usar los adquiridos en mi nueva carrera de coaching.

Desde hacía años, yo tenía entre mis amigos de Facebook a la esposa de un gran amigo de la universidad. Yo a ella la conocía, pero solo de vista. Podía ver en su cuenta que estaba haciendo algo interesante. No entendía bien qué, pero veía que viajaba a exponer su proyecto ante instituciones importantes.

Cuando llegué a Lima, el destino quiso que nos juntáramos en un almuerzo. Cuando la ví, aún sin saber qué hacía exactamente, le dije que la seguía en redes y que, si podía ayudarla en algo, me avise. Pues Claudia, así se llama mi amiga, no perdió la oportunidad y al poco tiempo me llamó para juntarnos a conversar.

Con la conversación entendí lo que hacía y me sorprendió muchísimo que hubiera podido hacer tanto prácticamente sola así que, obviamente, le dije que contara conmigo. Claudia es la presidenta de una ONG que se llama Emprendedoras del Hogar. Esta ONG trabaja con Trabajadoras del Hogar para enseñarles a soñar, a creer en ellas mismas y para presentarles oportunidades de crecimiento personal, para que su trabajo les sirva como escalón hacia posibilidades de estudio y así, a hacia una vida mejor, la vida que quieren vivir y que merecen tener. Esto, esperamos, les permitirá romper el círculo de pobreza del que la gran mayoría es parte.

Emprendedoras del Hogar trabaja en muchos flancos para ayudar a estar mujeres: hace talleres y cursos para los colegios nocturnos de Lima, Ferias Vocacionales para presentar oportunidades de estudios técnicos y superiores a las jóvenes de esos mismos colegios, se involucra para empujar cambios legislativos, peleó para la ratificación del convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo sobre trabajo del hogar, ha dado ideas que han dado como fruto beneficios tributarios para los peruanos, se reúne con quien haya que reunirse, genera encuentros, hace networking, lo que sea necesario para lograr su misión.

Mi participación ha sido algo errática pero, a la vez, constante. Como dije, la ONG trabaja en varios flancos y, para trabajar en algunos de ellos no cuento ni con la experiencia, ni con la paciencia y el optimismo que tiene Claudia. He apoyado en la generación de contactos dentro del ámbito legal, en la redacción del proyecto para la nueva ley de trabajadoras del hogar, en acompañar a reuniones varias, en la consecución de donaciones que nos permitieron entrar en Global Giving, plataforma de recolección de fondos especializada en organizaciones sin fines de lucro y, últimamente, en la preparación y dictado de talleres del Programa de Desarrollo de Habilidades “Soñar, Planear y Actuar”.

Como siempre pasa en este tipo de trabajos, estoy convencida que quien más se lleva de esta experiencia soy yo; como siempre, quien da, en realidad recibe el doble y yo me siento muy afortunada de tener aún la oportunidad de colaborar con este sueño, que aunque no es del todo mío, apuesta por hacer mejor la vida de muchas mujeres. Gracias a esta oportunidad de servir, he conocido gente maravillosa, he sabido de historias muy difíciles, pero también de muchas de éxito y superación, he aprendido de una realidad que me era bastante desconocida, me he acercado a uno de los tantos problemas de injusticia y prejuicios que azotan a mi país, he podido entrar en la vida de personas y, espero, haberles dejado herramientas para que logren un mejor futuro.

Emprendedoras del Hogar me ha dado la oportunidad de servir desde un lugar distinto y de una manera que, además -sobre todo ahora que hago talleres- se alinea perfectamente con quien soy y con lo que quiero hacer. Me ha hecho mejor persona (y, de paso, mejor profesional).

Si quieren saber más de Claudia y su proyecto, les dejo aquí el link de un artículo que escribí sobre ella hace unos meses.

Moraima Ferradas Reyes (Mociexpat)
Lima, Perú
Enero 2020
Fotos ©MoraimaFerradasReyes
(Visited 66 times, 1 visits today)

Ya que estás por aquí…

¿podemos pedirte que nos invites un caffe ? ¡Es una broma!, pero solo hasta cierto punto. Quizás has notado que Expatclic no tiene publicidad ni contenidos pagados. Desde hace 15 años trabajamos para proporcionar contenidos y una asistencia de calidad a las mujeres expatriadas en todo el mundo. Pero mantener un sitio tan grande conlleva muchos gastos, que cubrimos en parte con nuestras cuotas de adhesión a la asociación que maneja el sitio, y con donaciones libres de quienes nos aprecian y quieren que sigamos trabajando. Si tu pudieras darnos aunque sea un pequeñísimo aporte para cubrir el resto, estaríamos inmensamente agradecidas. ♥ Puedes ayudarnos con una donación o haciendote socia honoraria. Gracias de todo corazon.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*