Home > Vida en el extranjero > Documentos > Las trabajadoras domésticas en el Perú
lima

Chiara es una amiga italiana de Expatclic y vive en Perú. Ha escrito un artículo realmente indispensable que explica todo lo que hay que saber si se quiere tener una colaboradora doméstica en Perú. ¡¡¡Gracias Chiara!!!

 

¿Tienes una o más colaboradoras domésticas? ¡¡Este artículo es para ti!!

El 30 de marzo pasado, el Perú, como todos los años, ha celebrado el día de la “Empleada del Hogar”. Fui al parque que está bajo mi casa, en pleno San Isidro, y a pesar de la fiesta, que además cayó en día domingo, los uniformes blancos contrastaban con el verde, corriendo detrás de los pequeñuelos que cuidaban. 24 horas después, el gobierno peruano se apuraba en promulgar un decreto que establece que a partir de ese momento está prohibido exigir a las trabajadoras domésticas el uso de uniformes en los clubs o en los espacios abiertos de Lima. En otras palabras, los reglamentos de los famosos clubs de Lima no podrán exigir más que las niñeras entren en uniforme blanco, a menos que ellas estén de acuerdo. Me hago la siguiente pregunta: ¿algún día podrán tocar, o mejor dicho, acariciar el agua de las lindas piscinas de estos clubes? ¿Podrán usar los baños de los clientes? ¿En los cambiadores de las piscinas, gimnasios y otros, continuarán a haber carteles que impiden el ingreso a las trabajadoras domésticas salvo que sea para cambiar a los niños a los que cuidan?

articolo domestiche per6¿Han escuchado hablar del “Día de la Empleada Audaz” que ha hecho correr ríos de tinta en la prensa? Se trata de un día de protesta organizado en el 2007 durante el cual militantes de los derechos humanos han invadido, vestidos con uniforme de empleadas domésticas, una playa de Asia (lugar de veraneo exclusivo de la clase alta limeña) donde se encontraba uno de estos odiosos carteles que reservaban el uso del Océano Pacífico (¿?) a los ricos.

La Casa de Panchita (https://www.gruporedes.org/) acaba de festejar 20 años de actividad. Se trata de una asociación dedicada a la protección de los derechos de las trabajadoras domésticas y en formarlas en varios sectores, desde cursos para ser niñera o empleadas del hogar (que cuestan un promedio de 100 o 50 Nuevos Soles si se llega a encontrar a una amiga doméstica que quiere, ella también, seguir el curso), a cursos semi gratuitos de informática, de inglés, de marinera (danza típica de la costa norte del Perú), de artesanía y de cocina… Asegura un servicio de apoyo psicológico gratuito y otorga certificados de formación reconocidos por el Ministerio de Trabajo.

articolo domestiche per articolo domestiche per4

El día dedicado a los cursos es el domingo, y la bella casa colonial que alberga a la sede de la Casa de Panchita es invadida de entusiasmo y optimismo. De las empleadas domésticas que tocan a la puerta de la Casa de Panchita no todas tienen trabajo o, si lo tienen, no siempre con condiciones laborales decentes. La casa se ha transformado así, en una agencia de colocación para potenciales dadores de trabajo. Las trabajadoras que son empleadas han seguido una formación o se comprometen a seguirla inmediatamente. El objeto de la asociación es también el de evitar que se inicie un circulo vicioso en la familia de la empleada doméstica, donde las niñas son también destinadas a convertirse en trabajadoras del hogar a muy corta edad. Se organizan iniciativas de sensibilización y escolarización en los barrios más desfavorecidos de Lima. En Perú, la ley establece que las niñas pueden trabajar como empleadas domésticas a partir de los 14 años pero sólo 4 horas al día, para asegurar y promover así la asistencia a la escuela.

articolo domestiche per3 articolo domestiche per2

Los derechos de las trabajadoras del hogar

Como muchos expatriados, a mi llegada al Perú me quedé de piedra cuando mi empleada doméstica me pidió, es más, casi exigió, su uniforme. Se me abrió todo un universo desconocido: uniforme blanco para la niñera, mandil azul o rosa para las labores domésticas, zapatos y gorro a juego. Pero lo que me ha realmente sorprendido ha sido la negativa de parte de mi empleada a mi propuesta de regularizar su posición con un contrato de colaboración doméstica en regla y, sobre todo, a la cuota al servicio de seguridad social que le habría permitido atenderse en caso de enfermedad. Su idea era otra: ninguna necesidad de pagar la contribución ya que el marido estaba ya registrado en el sistema sanitario, y me proponía que le diera a ella la cuota en efectivo. Mi negativa fue categórica, sabía que ese dinero no sería gastado en controles periódicos y que en caso de urgencia no habría tenido suficiente dinero para atenderse en un hospital. Hoy me agradece por haberla obligado a inscribirse, su nombre está entre los inscritos al centro médico, cosa que la hace sentir muy orgullosa e independiente del marido.

Lamentablemente sólo el 18% de las colaboradoras domésticas gozan de la asistencia sanitaria, con una cifra del 11% para las trabajadoras de San Isidro. Dicho de otra manera, el 89% de las trabajadoras domésticas al servicio de las familias más ricas del país no tienen cobertura social. ¿Cómo podemos esperar que un país avance si su población no tiene siquiera la posibilidad de curarse?

¿Sabían que una ley sobre las trabajadoras del hogar existe desde el 2003? ¿Y conocen el contenido? En la mayor parte de los casos, somos los empleadores los responsables de hacerla cumplir, y aquí les va una pequeña guía para regularizar a su empleada doméstica. Un contrato de trabajo escrito, aunque sea simple, será apreciado por su empleada que podrá usarlo de referencia una vez que usted haya dejado el Perú. Además del sueldo mensual (que se paga generalmente cada 15 días), la trabajadora domestica tiene derecho a una “gratificación” (el 50% de su sueldo mensual) al final de Julio, y a otra “gratificación” (siempre del 50% del sueldo mensual) en Navidad. Se adiciona también la CTS (Compensación por Tiempo de Servicio), que conviene pagar una vez al año y equivale siempre al 50% del salario mensual. El objetivo de la CTS es el de compensar la ausencia del subsidio en caso de desocupación. Finalmente, la trabajadora tiene derecho a 15 días de vacaciones al año. La ley prevé que la inscripción al servicio sanitario sea hecha dentro de los 30 días de iniciado el contrato de trabajo. Si su empleada trabaja con usted desde hace más tiempo, puede de igual manera proponerle regularizar su situación con un contrato que tenga una fecha de inicio actual inmediata… También es importante informarla del hecho que tendrá derecho a las prestaciones del servicio sanitario sólo después de 3 meses de haber contribuido.

Para la inscripción se necesitan los siguientes documentos:

−    Pasaporte o carnet de extranjería (original + fotocopia)
−    recibo de luz o del teléfono donde figuren su nombre y dirección
−    DNI de la trabajadora doméstica (original + fotocopia)
−    DNI de los hijos y del marido de la trabajadora doméstica (original + fotocopia), solamente si son todavía cubiertos por la Sunat

Luego deben acercarse a la oficina más cercana de la Sunat.
Aquí una pequeña lista de oficinas por barrios y los horarios de apertura al público:
-San Isidro
Jr. Juan de Arona N° 887
-Surco
Av. Paseo La Castellana 101,103-105 y 107 (Óvalo Higuereta)

No hay oficinas ni en Miraflores ni en La Molina, por lo que pueden acercarse a aquellos de San Isidro y de Surco. Los horarios de atención al público de de lunes a viernes de las 8:30 a las 17:00 y el sábado de las 9:00 a las 13:00.
El procedimiento es sorprendentemente rápido y simple, les entregarán un documento que les atribuye un número de inscripción en el Registro de Empleadores de Trabajadores del Hogar – TH.

A menos que sean ustedes mismas las titulares del contrato de su apartamento, será su marido el que figure en los recibos de luz o del teléfono y quien deberá, por lo tanto, acercarse a la oficina de SUNAT. Mi marido regresó sorprendidísimo de le eficacia y la rapidez del proceso, en total se ha demorado 1 hora de un sábado en la mañana. Recuérdenles de traer una docena de formularios 1076 (Formulario 1076 – Trabajadores del Hogar), que son los que les permitirán hacer las contribuciones mensuales en el banco.

Una vez inscritos en el registro, deberán pagar la cuota de EsSalud (el servicio sanitario), que corresponde al 9% de la remuneración mensual de la empleada del hogar. Si gana 800 soles, depositan entonces 72 soles. Tienen también la posibilidad de contribuir menos, ya que la ley prevé que la cuota a contribuir sea el 9% del salario mínimo (550 soles), que equivale a 50 soles. Es una decisión personal.

En lo que se refiere a la pensión hay que elegir entre el régimen público y el régimen privado, pero el porcentaje a deducir del salario no cambia. El régimen público se llama SNP (Sistema Nacional de Pensiones), y el privado es conocido como AFP. El porcentaje a deducir del salario es del 13%, con la misma posibilidad que se tiene con EsSalud, es decir deduciendo el 13% del salario mínimo aunque su trabajadora del hogar gane más, es decir 72 soles.

¿Cómo pagar la cuota? Pueden recoger el formulario 1076 en la oficina de la SUNAT o en cualquier banco, donde pueden realizar los pagos. Con el formulario se puede pagar tanto la cuota para EsSalud como aquella para el SNP. Si en cambio su trabajadora del hogar opta por un régimen privado, es necesario que se inscriba. Las AFP más conocidas son AFP Horizonte, AFP Integra, Prima AFP e ProFuturo AFP. La página web https://www.afpnet.com.pe les permitirá efectuar el pago en línea y les dará toda la información necesaria para la inscripción.

En caso de no tener el formulario 1076 (a veces es un producto escaso….), se puede hacer el pago de la cuota en cualquier agencia o sucursal del Scotiabank (incluso si no son clientes de ese banco) indicando verbalmente la información requerida.

Aquí llegamos al final de este laberinto de prácticas, aparentemente incomprensibles, pero les aseguro que es mucho menos difícil de lo que parece. Esta iniciativa le permitirá participar en el logro de un propósito muy importante: asegurar las condiciones de trabajo y de vida decente a una categoría de personas a menudo discriminadas por su origen étnico, y contribuir así a fortalecer la conciencia de estas personas a sabiendas que tienen derechos y que éstos deben ser respetados.

Para más información, aquí están algunas web oficiales que le ayudará mucho en su práctica:

Sitio oficial de la sección dedicada a las Trabajadoras del Hogar: https://orientacion.sunat.gob.pe

LEY DE LOS TRABAJADORES DEL HOGAR Ley No. 27986 03-06-03

Casa de Panchita:
https://www.gruporedes.org/

Chiara
Lima, Perú
Setiembre 2009
Traducido del italiano por Mociexpat
Artículo actualizado en Maio 2012
(Visited 291 times, 1 visits today)

Ya que estás por aquí…

¿podemos pedirte que nos invites un caffe ? ¡Es una broma!, pero solo hasta cierto punto. Quizás has notado que Expatclic no tiene publicidad ni contenidos pagados. Desde hace 15 años trabajamos para proporcionar contenidos y una asistencia de calidad a las mujeres expatriadas en todo el mundo. Pero mantener un sitio tan grande conlleva muchos gastos, que cubrimos en parte con nuestras cuotas de adhesión a la asociación que maneja el sitio, y con donaciones libres de quienes nos aprecian y quieren que sigamos trabajando. Si tu pudieras darnos aunque sea un pequeñísimo aporte para cubrir el resto, estaríamos inmensamente agradecidas. ♥ Puedes ayudarnos con una donación o haciendote socia honoraria. Gracias de todo corazon.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*